Deportes

Los Sperdutti renunciaron por los incidentes

Omar, el mayor de los hermanos, se encargó de anunciar esto a la prensa y cargó duramente contra los barras. Videos.

La increíble y a la vez innetendible conducta que tienen algunas personas volvieron a lograr su cometido: provocar daños, enfrentarse con la policía y suspender un partido. Esta famosa historia de nunca acabar volvió a tomar el centro de la escena en la cancha del Deportivo Maipú, mientas el local jugaba contra Santamarina de Tandil.

Los incidentes provocados por los barras, fue la gota que rebalsó el vaso para la paciencia de los hermanos Sperdutti. Por eso en una fugaz reunión determinaron su alejamiento del club junto con el resto de la dirigencia.   

“Ya está, no voy a seguir más, estamos haciendo una gran campaña y viene y pasa esto, ya le di mucho a este club y no lo voy a dirigir más”, fueron las palabras de Carlos Sperdutti que estaba muy fastidiado por lo ocurrido.

En tanto su hermano, Omar Sperdutti fue mucho más duro en sus palabras y en un extenso diálogo con los periodistas aseguró en primer lugar: “Pido disculpas, es increíble que estando punteros gran parte del campeonato pase esto y la verdad que en la semana estuve recibiendo mensajes de hinchas de Maipú, que los tengo grabados, que decían que este partido se suspendía por problemas internos de los cuales el club no tiene nada que ver, incluso se demoró el inicio del partido porque se encontraron cuchillos”.

Luego continuó: “Desde antes de que se suspenda ya habían hinchas dentro de la cancha, estamos muy dolidos porque las familias que trabajamos en el club veíamos muy cerca el objetivo de que en junio se pueda ascender, pero esta manga de delincuentes hicieron algo que no tiene nombre, son delincuentes de la vida y en una charla en caliente con mis hermanos decidimos no poner un pie más en esta cancha, porque lo que pasó hoy (por ayer) es lo que faltaba para que decidamos esto, porque las familias perdemos muchas cosas por el club y no nos merecemos este final”.

Posteriormente cargó contra los barras: “Estos delincuentes saben donde vivo y que no les tengo miedo, porque yo hice cosas buenas y cosas equívocas, pero siempre trabajé por el club que cuando lo agarré estaba al borde del remate, no tenemos colaboración de nadie y ahora el club quedará en manos de estos hijos de re mil p…., porque eso es lo que son, estos 40 o 50 hinchas le complican la vida a Maipú, ahora voy a poner a disposición de la policía los mensajes que recibí de estos hinchas”.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
4 de Diciembre de 2016|02:47
2
ERROR
4 de Diciembre de 2016|02:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Otra vez los hermanos Sperdutti han renunciado, y van? Gringos dejense de joder, ahora les pregunto cuando vuelven?
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016