Deportes

Los sudafricanos se quejaron de que su nuevo DT es un don nadie

A pocos días de abandonar el comando del Flamengo para asumir la dirección de la selección de Sudáfrica, el técnico brasileño Joel Santana trató de tranquilizar a la hinchada del país anfitrión del Mundial 2010, donde la prensa lo definió como "Mister Nobody" (Señor Nadie).

"Tengo varios títulos en mi carrera y eso me acredita para este cargo", dijo Santana durante una entrevista con la agencia dpa en Río de Janeiro.

El brasileño reconoció que no es famoso en el plano internacional, pero aseguró que, por su larga experiencia, será un buen sustituto para su compatriota, el "tetracampeón" Carlos Alberto Parreira.

"En el fútbol uno tiene que estar preparado para cualquier desafío. Entiendo que no me conozcan, pero estoy en el Flamengo, uno de los más grandes clubes del mundo, donde tengo un historial victorioso. Fui campeón sudamericano por el Vasco da Gama", añadió.

A sus 59 años Santana mide las palabras en cada respuesta, quizás asustado por la reacción negativa de parte de la hinchada del Flamengo a su salida.

De hecho, la oferta sudafricana sorprendió el Flamengo en un momento importante, en el que el equipo se prepara para enfrentar al rival Botafogo, en partidos de ida y vuelta, por el título del Campeonato Carioca de Fútbol.

También sorprendido por la propuesta, el técnico reveló que optó por anunciarla abiertamente apenas se concretó.

"En el fútbol, por tener una vida de gitanos, nos enteramos de las oportunidades. Ya había algo el fin de semana (pasado), pero la cosa evolucionó mucho entre el domingo y el lunes, y por eso opté por informar todo al Flamengo, para que la noticia no se filtrara antes. Siempre fui muy correcto con los que me contrataron", dijo.

Pero ese cuidado no impidió que la noticia generara protestas por parte de la hinchada. El miércoles último, en la victoria por 2-0 sobre el Coronel Bolognesi por la Copa Libertadores de América, surgieron en las gradas del Maracaná pancartas que acusaban de "mercenario" al entrenador.

Santana, sin embargo, asegura que la atractiva oferta financiera - cuyo valor no revela- no fue la razón principal para aceptar la tarea de comandar al equipo anfitrión del próximo Mundial.

"Acepté la propuesta por la oportunidad de disputar una Copa Mundial. No soy niño, tengo vivencia y sé que otra oportunidad como esa podría no surgir", afirmó.

Acostumbrado a operar "milagros" -el año pasado sacó al Flamengo de la zona de descenso del Campeonato Brasileño y llevó el equipo al tercer lugar en sólo cinco meses-, Santana no teme enfrentar problemas de adaptación en Sudáfrica.

"El idioma del fútbol es el mismo en cualquier parte del mundo. Lo que cambia son aspectos tácticos y técnicos, y para ello estoy preparado", aseveró.

Pese a que admitió que no conoce a sus futuros pupilos, el entrenador se manifestó confiado en lograr buenos resultados al frente de los "Bafana Bafana".

"Conozco el potencial de los jugadores africanos y sé que el país tiene material humano para realizar un buen trabajo en el Mundial. La expectativa del país es muy grande, y quiero ayudarlos en esa marcha", aseguró.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|12:03
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|12:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic