Deportes

Vélez: el sueño cumplido de José Amalfitani

El ex presidente del club de Liniers proyectó una institución modelo.

Vélez Sarsfield, fundado por un grupo de vecinos en Villa Luro el 1 de enero de 1910, se convirtió en la "vedette" de la Argentina. Hace un año, el ranking de FIFA en el área de las estadísticas ubicó al legendario "Fortín" como el tercer club del mundo.

Hoy, con 51 mil socios plenos, Vélez, que se hizo "grande" con José Amalfitani en los 50 y 60, vive su fiesta. Tiene nueve títulos de AFA -ya superó a Racing, que tiene 7- y está a uno de San Lorenzo. Si se suman los logros internacionales, se ubicaría en el tercer lugar detrás de Boca y de River.

Don José Amalfitani.

Ricardo Gareca, 54 años, nacido en Tapiales, en el partido bonaerense de La Matanza -con inicio en Boca Juniors y fogueo en Sarmiento de Junín- fue un goleador de raza en los 80 (hizo más de 150 goles en su trayectoria) y se destacó, tras su conflictiva salida de Boca, en River y en América de Calí, culminando en Vélez y en Independiente en el 94, tras quince años de carrera.

A Vélez, Gareca llegó como DT en diciembre de 2008, cuando el club se desprendía de varios futbolistas y ascendían otros.

Se fueron Gustavo Balvorín, Hernán Pellerano, Mauro Zárate -20 millones de dólares a Emiratos Arabes, récord-, Hernán Pellerano, Damián Escudero y Roberto Nanni, entre otros. Gareca puso en primera a Nicolás Otamendi y Vélez le adquirió a Racing a Maxi Moralez.

Vélez ganó el Clausura 09 en recordado -y accidentado- final contra Huracán de Angel Cappa. El 1 a 0 con gol de Maxi Moralez, previa falta de Joaquín Larrivey contra el arquero Gastón Monzón, no sancionada por el árbitro Gabriel Brazenas, significó el primer título de los tres que vendrían con Gareca.

El estadio lleva el nombre de José Amalfitani.


Después, el club vendió a Otamendi al Porto, de Portugal, en 4 millones de euros.

En poco tiempo Vélez vendió a los goleadores Santiago Silva y Hernán Rodrigo López, los habilidosos "Maxi" Moralez, Juan Manuel (Burrito) Martínez y Ricardo (Ricky) Alvarez en una suma superior a los 22 millones de euros. Después de esa diáspora, se pensaba en una "transición" sin títulos. Pero no fue así.

De los 23 futbolistas que utilizó ahora el DT, 14 fueron formados en las divisiones juveniles, con jugadores de gran futuro como Gino Peruzzi, convocado por Alejandro Sabella a la Selección nacional. Este último semestre se fueron Marcelo Barovero, Fernando Ortiz, Augusto Fernández, Héctor Canteros, Víctor Zapata, "Ricky" Alvarez, Mauro Obolo y David Ramírez

Gareca se "arregló" con los pibes. Ya estaban Fernando Tobio, los zurdos Alejandro Cabral e Iván Bella, promovió a Agustín Allione, Mariano Bíttolo, Lucas Romero, Juan Sills, Brián Ferreira, Ezequiel Recaldani, Leandro Desábato, Ramiro Cáseres y Eduardo Puchetta. Todos del "semillero", como el consagrado Fabián Cubero.

La etapa más difícil en los 102 años de vida ocurrió en 1940, cuando Vélez descendió -Atlanta lo aventajó por un punto, al ganarle a Independiente 6-4, en partido donde los del "Fortín" dudaron del 2-0 "bohemio" a los 4 minutos de juego- y la historia puso en la escena a José Amalfitani.

Ricardo Gareca, técnico en los último tres títulos.

Vélez vivía la crisis de irse a Primera B y solo 3.400 socios pagaban la cuota: Boca tenía 30 mil; River algo menos, San Lorenzo se ubicaba tercero con 21.000 y Huracán cuarto con 16.385, según el historiador Pablo Ramírez en su compilación "Historia del Profesionalismo". La "V" quedó en el lugar 17°, apenas superando a Platense.

Cuenta la leyenda que un joven José Amalfitani, en plena crisis velezana y representando a un grupo de socios, pidió la palabra y se subió a una silla para hacerse oir en medio de una tumultuosa asamblea. El descenso había conmovido a todos. Algo que nunca más repitió la "V" en 70 años.

"Señores, yo no he venido a un funeral -empezó diciendo Amalfitani-. No importa si tenemos que ir a segunda división, cuando Vélez ha pasado su divisa triunfal por todo un continente. Lo más importante es que el club está de pié", arengó el futuro directivo, entonces de 40 años de edad.

En 1943 Vélez subió a Primera y "Pepe" Amalfitani ganó las elecciones. Los años 50 hicieron del club "de barrio" una populosa institución y la remodelación del estadio de Liniers alcanzó al legendario "Fortín" de grandes tardes. A fines de la década sobresalía el notable arquero Miguel Rugilo, el ´León´ de Wembley, quien en el 49 atajó cinco penales en 14 fechas.

El periodista Dante Panzeri en "El Gráfico" (20/1/60), tras elogiar la obra de Amalfitani y el crecimiento de Vélez en la década, instó al dirigente con una nota editorial: "Hasta aquí Vélez pudo bastarse en sus ambiciones con su Fortín, su garra, su sangre, su vehemencia, su fútbol de fuerza", destacaba.

"Ahora que es una gran institución sus ambiciones tienen que ser mayores. Ganar campeonatos, incluso. Tomando la línea de los grandes equipos y de las instituciones futbolísticamente ambiciosas", escribió, al tiempo que ponderaba a figuras emblemáticas: Victorio Spinetto (años 30); Juan José Ferraro (en los 40 y 50) y Norberto Conde.

Curiosamente, el célebre "Beto" Conde, 77 años, un "8" goleador a mediados de los´50 -jugador de la selección nacional entre el´55 y el´57- es uno de los sobrevivientes del crecimiento, la gloria pasada y un presente que ubica a Vélez como un club modelo. Como quería José Amalfitani.

Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 05:27
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 05:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia