¿Quiénes cambiaron la Historia?

De Ramsés II a Bin Laden el libro "Titanes de la Historia" reúne a los que cambiaron el planeta.

Simon Sebag Montefiore, uno de los más eminentes historiadores británicos, nos presenta las vidas de los gigantes que, para bien o para mal, han hecho nuestro mundo, en un reparto que va de conquistadores, poetas, reyes, emperatrices y prostitutas a psicópatas, compositores y exploradores; figuras como Tamerlán, el señor de la guerra mongol que, en el siglo XIV ordenó la construcción de una pirámide de 70.000 cráneos humanos, u Oskar Schindler, el hombre cuyo desinteresado heroísmo salvó a más de mil judíos de la muerte a manos de la los nazis.

Titanes de la Historia, publicado por Crítica, es enciclopédico y biográfico con textos breves que brindan la posibilidad de degustar lo más granado de la Historia. No a partir de acontecimientos, sino de aquellos "seres individuales que han cambiado, de un modo u otro, el curso de los acontecimientos del mundo". Así se expresa el autor en el conciso prólogo para justificar que en un mismo volumen haya reyes, soldados, políticos y artistas.

Montefiore amplía y complementa dos títulos suyos anteriores publicados en Inglaterra, Héroes y Monsters, eligiendo unas doscientas biografías, desde Ramsés II, "el más magnífico de los faraones egipcios" (siglo XIV a. C.) hasta "el fanático" Osama Bin Laden, aunque el libro también va firmado por los historiadores John Bew, Martyn Frampton, Dan Jones y Claudia Renton. Entre los cinco han conseguido un tono y un criterio homogéneos a la hora de abordar la trayectoria de los señalados como titanes de la Historia, una elección que muestra mucha lógica y algunas extrañezas.

A esta premisa consignada se adecúan muchos de estos personajes: los reyes, emperadores, guerreros y conquistadores, pues desde la geopolítica cambiaron literalmente el planeta y el destino de civilizaciones enteras: antes de Jesucristo, por ejemplo, Ciro el Grande, rey de Persia, Alejandro Magno, que «dilató los límites de lo posible», Qin Shi Huangdi, creador del primer imperio chino unificado, el general Aníbal o «el aventurero sexual» Julio César; y en nuestra era, Calígula, Nerón o Cómodo dentro del Imperio romano, Atila el Huno, Carlomagno o Basilio II, emperador de Bizancio, «a medio camino entre el héroe y el monstruo». 

Las monarquías tienen una presencia capital, sobre todo las inglesas, así como las personalidades francesas del periodo ilustrado. Hay unos pocos científicos: Galileo, Newton, Darwin, Pasteur y Einstein; filósofos antiguos como Platón, Aristóteles o Cicerón; mujeres carismáticas como Cleopatra, Juana de Arco o San Suu Kyi; fundadores de religiones y papas; viajeros y navegantes, psicópatas y asesinos, prostitutas con ansias de poder y el clásico caudal de dictadores. 

Montefiore acoge a unos cuantos artistas que, por muy importantes que sean, no cambiaron el mundo. Con excepciones, claro está, pues en efecto Shakespeare, Tolstói y Dickens influyeron en la sociedad y en el modo de entender la cultura. Por eso resulta escandalosa la ausencia de Dante, Cervantes y Montaigne, y sobran literatos. No encontrarán a Bach, pero sí a Elvis; a Toulouse-Lautrec y Picasso y a ningún otro pintor más.

Fuente: larazon.es

Opiniones (1)
10 de Diciembre de 2016|13:25
2
ERROR
10 de Diciembre de 2016|13:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. y el responsable de dividir la historia en dos...AC/DC , el mis cristo tiene un parra fito en el librito...?
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic