Deportes

Los cuatro disturbios del fútbol que nadie cuenta

En una semana se registraron hechos violentos en el fútbol argentino. Los medios callan.

En menos de siete días se registraron cuatro episodios de violencia en el fútbol argentino. Curiosamente los medios cada vez le dan menos espacio a estas noticias y parece que no ocurrieran.

El agudo filo de la violencia en los estadios, como en la calle, vuelve a hacernos descender un escalón como sociedad. Aquí lo que ocurrió en las canchas del país y nadie te cuenta.

La batalla de Floresta

Luego de perder 2-0 con Vélez esa especie de clásico barrial y tener que esperar aproximadamente una hora para salir del estadio Islas Malvinas, los fanáticos del elenco local explotaron contra los agentes de seguridad, quienes respondieron con gas pimienta y palazos sin distinción de sexo o edad.

Se vivieron momentos de enorme tensión sobre la calle Chivilcoy por varios minutos.Tremendos momentos de tensión y violencia se vivieron después del encuentro que All Boys y Vélez disputaron en el Islas Malvinas del barrio porteño de Floresta por la Fecha 17 del Torneo Inicial.

Enojados por el resultado adverso y la imposibilidad de abandonar las instalaciones del escenario hasta pasados casi 60 minutos de la culminación del encuentro, los fanáticos locales chocaron ferozmente con la Policía.

Los agentes de seguridad no tomaron los recaudos ni la prevención necesaria para evitar los conflictos y reprimieron con gas pimienta y palazos en plena Puerta 11 del estadio.

Dicho proceder generó la descontrolada reacción de los simpatizantes del "Albo", que recriminaron el accionar policial y generaron enfrentamientos cuerpo a cuerpo con los efectivos.

La barbarie se apoderó de la calle Chivilcoy por algunos minutos, hasta que se restableció la esperada calma. No se reportaron detenidos y sí algunos heridos leves por los desmanes.

Además, el plantel del "Fortín" debió esperar un rato más para salir en pleno campo de juego por seguridad y finalmente se retiró por una salida alternativa. La locura, presente una vez más en el fútbol argentino. ¿Hasta cuándo?

Violentos incidentes en Newell's ante Unión

Tras el encuentro, que terminó en empate, un portón del estadio cedió y dejó frente a frente a las hinchadas del local y el visitante.

La hinchada de "El Tatengue" chocó con la policía, el comisario Omar Odriozola, responsable de la regional primera de Santa Fe, explicó que el hecho se produjo cuando la hinchada de Newell's se estaba retirando de la cancha.

Fue entonces que un portón que comunicaba el sitio donde se estaban desconcentrado con una parte de la popular del local cedió y dejó a ambos bandos frente a frente.

Los sectores no llegaron a enfrentarse, ya que un cordón policial estaba en el medio. Sin embargo, los simpatizantes de Unión “arremetieron contra la fuerza”, indicó. “Tenemos un saldo de 20 personas lesionadas: 8 de caballería y 12 de infantería”, informó el comisario, quien comentó que también había tres caballos heridos.

El episodio terminó con varios detenidos. Odriozola explicó que, teniendo en cuenta que ya se habían registrado incidentes en partidos anteriores, la policía había dispuesto un fuerte dispositivo de control, tanto desde la salida del visitante de Rosario como en la capital provincial, donde se jugó el encuentro.

La feroz interna de la barra de Almagro

Recién arrancaba el complemento cuando desde el seno de la hinchada de Almagro comenzaron los movimientos extraños. Empujones, golpes y corridas. En el medio, un hincha herido de arma blanca y trasladado al hospital Ramón Carrillo, donde se encuentra fuera de peligro.

¿Qué fue lo que ocurrió? Otro capítulo en la interna de la barra brava Tricolor, donde dos grupos de Fuerte Apache, el del módulo uno y los pibes de la Isla, se disputan el poder. Diez días atrás hubo un enfrentamiento donde fueron asesinados He Man, de la facción oficial, y Cuni, del disidente.

A partir de ahí la situación se desmadró y a uno de los capos, el Zurdo, intentaron prenderle fuego su casa de Ciudadela. Ayer, el grupo que lidera con Tití a la cabeza, divisó a uno rival y terminaron hiriéndolo. Tras ese primer hecho hubo una tensa calma. Pero el 3-0 de Abel Soriano desató otra vez la locura, aunque esta vez con referencia deportiva.

La barra decidió parar el encuentro, se subió al alambrado y empezó la lluvia de piedras al campo de juego y a los policías ubicados en la tribuna lateral, que respondieron con balazos de goma. El encuentro estuvo demorado 14 minutos hasta que se pudo desalojar la popular. Y después se siguió jugando. En medio de esta locura total llamada fútbol argentino.

Independiente: la barra atacó el micro de los jugadores

Luego del empate con River 2 a 2, un grupo de hinchas del “Rojo” arrojó piedras al colectivo que llevaba a los futbolistas y al cuerpo técnico “Si descienden los vamos a matar”, gritaban los barras mientras le tiraban piedras al micro que llevaba a los jugadores y al cuerpo técnico después del empate con River.

El hecho sucedió cuando gran parte del plantel (algunos se retiraron en sus autos particulares, entre ellos Gallego) se retiraba del Libertadores de América por la calle Alsina, y cuando dobló en Ricardo Bochini un grupo de barras comenzó con las agresiones.



Según informó el diario Clarín, la policía que escoltaba al micro logró dispersar a los “hincha” con balas de goma. No hay heridos ni detenidos.

Hace algunas semanas, los barras de Independiente causaron la suspensión del partido frente a Belgrano luego de agredir al arquero del conjunto cordobés, Juan Carlos Olave.

Fuente: acaestalahinchada.com.ar

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó1/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|08:15
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|08:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016