Deportes

Bolt descartó probar con otras especialidades en 2013

El jamaiquino seguirá con los sprint y descartó los 400 metros y el salto en longitud.

Ni 400 metros ni longitud, Usain Bolt seguirá corriendo los sprints y volverá a desafiar a su compañero de entrenamientos Yohan Blake en el Mundial de Moscú 2013.

“Siempre hablo las cosas con mi entrenador, tomamos las decisiones más o menos al cincuenta por ciento y, de momento, hemos decidido que no correré los 400 metros ni haré salto de longitud”, aseguró hoy Bolt, en una conferencia de prensa en Barcelona junto a Blake, su gran rival.

Hemos decidido que no correré los 400 metros ni haré salto de longitud.

Bolt aterrizó hoy en Barcelona como la estrella más rutilante de cuantas asistirán a la gala del centenario de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) mañana y despejó dudas sobre sus planes inmediatos.

Tras conquistar tres oros en los pasados Juegos de Londres (100, 200 y 4x100 metros) el hombre más rápido del planeta no piensa en agrandar su leyenda con otros pruebas.

Candidato al premio de Atleta del Año que la IAAF concederá mañana junto al ochocentista keniano David Rudisha y al vallista estadounidense Aries Merrit, Bolt aseguró que su inicio de temporada está siendo “bastante intenso” en entrenamientos y que trabajar la velocidad es su principal objetivo para el Mundial.

“Estamos tratando de ver cómo ir más rápido todavía; ése es mi principal objetivo, porque me hago mayor y quiero ir lo suficientemente rápido como para volver a triunfar en los Mundiales”, reconoció el velocista jamaicano, de 26 años.

Estamos tratando de ver cómo ir más rápido todavía; ése es mi principal objetivo

Bolt, que perdió el título de campeón del mundo del hectómetro en Daegu 2011 a manos de Yohan Blake tras ser descalificado por salida nula, quiere recuperarlo a toda costa.

“Es el único título que no tengo [junto al de la Commonwealth], así que, si todo va bien, iré con todo a por él”, admitió el plusmarquista mundial de la distancia.

El jamaicano, no lo esconde, adora brillar en las grandes competiciones. “Es estonces cuando intento dar lo mejor de mí y no importa si, en el camino, he perdido alguna carrera”, afirmó Bolt, cuando se le han recordado las dos derrotas que sufrió la temporada pasada a manos de Blake.

Blake es su compatriota, su compañero de entrenamientos, su rival y su amigo. También, un estímulo. A Bolt le encanta medirse con los mejores atletas porque se sabe superior.

“Me divierto compitiendo con los mejores, Asafa (Powell), Tyson (Gay), Blake... Me gusta competir contra ellos y también que haya una nueva generación que compita conmigo”, aseguró.

Pero, a diferencia de otros atletas, considera que un exceso de duelos entre los más grandes es contraproducente. “He visto con el tiempo que los mejores atletas no pueden competir el uno contra el otro cada día porque se convierte en aburrido”, sentenció.

“Cuando hacen dos carreras por temporada es mucho más emocionante, todo el mundo está pendiente y no se sabe qué pasará”, añadió.

Diplomático, sin abandonar su condición de leyenda, Bolt expuso sus méritos para lograr mañana el galardón de Mejor Atleta del Año, sin olvidar las grandes actuaciones de Rudisha y Merritt.

“Se trata de trabajar fuerte, de estar concentrado y de salir a competir. Ha sido un gran año. Nunca olvidaré el triple-doble de Londres. Pero ha habido muchos atletas que lo han hecho muy bien”, señaló Bolt, que ya recibió el premio el año pasado.

Ser una leyenda, como él mismo se autoproclamó tras conquistar su segundo oro en Londres, no le ha cambiado demasiado la vida. De momento, disfruta de su condición.

“Es un gran logro, una gran sensación conseguir siempre tus objetivos, pero no cambia mi vida, aunque tenga más amigos y mejores condiciones”, apuntó el hombre más veloz del mundo.

Y, acostumbrado a moverse entre otras leyendas de su deporte, ahora sólo ansía conocer al ex boxeador Muhammad Ali, según ha confesado. “He leído el libro que ha escrito su hija y me encantaría conocerlo”, reveló el jamaicano.

Menos comunicativo y bromista que en otras ocasiones, vestido con un jersey deportivo negro y unos jeans, Bolt no pudo resistir explotar en una carcajada cuando le han preguntado si, en el futuro, podría cambiar el atletismo por una portería de fútbol.

Gran aficionado del Manchester United, el tricampeón olímpico confesó que tras los Juegos practica más este deporte (“los jueves y los domingos”) y tiene intención de aceptar la invitación de Alex Ferguson, técnico del equipo inglés, para disputar un partido benéfico con otras celebridades.

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:10
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic