"Cazadores de arte" se llevan más de 4 mil obras

La sustracción de las coronas de la imágenes de la Virgen del Rosario de San Nicolás y del Niño Jesús que lleva en brazos se relaciona "directamente al problema de los robos de objetos culturales que viene creciendo en el país en los últimos años", según señalaron expertos en el tema e investigadores.

 En ese sentido, los datos que maneja el Departamento de Patrimonio Cultural de Interpol Argentina revelan que hay "más de 4.000 expedientes abiertos en el marco de búsquedas de obras artísticas que fueron robadas".

Las piezas de arte religioso son de las más codiciadas por los "cazadores" de obras, por el valor que tienen en el mercado negro, alimentado por coleccionistas europeos o asiáticos de altísimo poder económico, según lo señalado en una nota publicada hoy por el matutino Diario Popular.

Los especialistas hacen foco en la falta de seguridad de los bienes, tanto en las iglesias como en museos. Fuentes de Interpol Argentina explicaron a Diario Popular que "la causa por el robo de las coronas en la iglesia ya se sumó, por
pedido de la fiscalía interviniente, a nuestra base de datos en el Departamento de Patrimonio Cultural, donde se siguen más de 4.000 expedientes por obras artísticas que fueron robadas en los últimos años".

 Acerca del tema, Luis Vicat, especialista en Seguridad Pública y quioen investiga de cerca el fenómeno del robo de bienes culturales, aseguró que "alrededor del 80 por ciento de las obras robadas en nuestro país tienen alguna vinculación religiosa, y esto se explica por el elevado valor económico que tienen en el mercado negro".

Destacó que "si bien hay muchos episodios delictivos perpetrados por vándalos que no saben bien de qué se trata lo que se llevan, hay organizaciones que  estudian los blancos, detectan ausencia de controles, y golpean mediante robos estudiados al detalle". En tanto, la licenciada Cecilia Cavanagh, directora del
Pabellón de las Bellas Artes de la Universidad Católica Argentina, se mostró apesadumbrada por el robo en San Nicolás "porque más allá del valor monetario, lo que cuenta es el sentimiento que la comunidad le había puesto a la imagen", destacando que "es muy importante la vigilancia, la seguridad, y la realidad es que en nuestro país hay muchos espacios que son vulnerables a los robos". 

Desde Interpol, en tanto, se indicó que "el gran problema que tenemos es la ausencia de buenos inventarios, entonces cuando hay robos importantes, en  ocasiones ni siquiera contamos con la imagen del objeto sustraído", agregando que "hay búsquedas de obras cuyas imágenes fueron aportadas por feligreses, casi de casualidad".

Vicat remarcó que "hay objetos de un valor incalculable que están en espacios donde no hay seguridad, y esto se sabe en el ambiente de los cazadores de arte", argumentando que "este es un fenómeno de toda Sudamérica, pero  particularmente en Argentina son las obras sacro las más buscadas, y hay que decir que muchas iglesias tienen piezas de altísimo valor que tienen paredes de
adobe, por lo cual resultan vulneradas con extrema facilidad".

El robo ocurrido en la Basílica de San Nicolás, a la que concurren miles de fieles de todo el país, se produjo ayer por la madrugada, cuando desconocidos rompieron el blindex que protege a la imagen de la Virgen y se llevaron las dos coronas, que habían sido realizadas por el orfebre Juan Carlos Pallarols.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|01:47
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|01:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016