El populismo tiene premio y lo recibe Follari

El intelectual mendocino será premiado por su libro "La alternativa neopopulista".

El próximo lunes sobre el final de la tarde porteña se entregarán los Premios Nacionales a libros editados entre 2008 y 2011 y entre ellos habrá uno, polémico, pero que ha sido presentado en diversos puntos del continente con un amplio debate.

Se trata de "La alternativa neopopulista. El reto latinoamericano al republicanismo liberal", del intelectual mendocino y docente de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), Roberto Follari.

La cita será en el Palais de Glace.

Sobre "su" alternativa, Follari y destacados autores latinoamericanos se vienen explayando en la última década.

Ese concepto de "neopopulismo" lo ratificó en una entrevista realizada por el portal especializado Mareas del más allá, por el periodista Marcelo Fernández Farías. Allí, el docente e investigador abre un debate necesario sobre las condiciones que le dan contexto a las discusiones coyunturales de la Argentina de hoy.

"La denominación populismo -explicó Follari en la mencionada nota- ha tenido un uso muy despectivo. Los neopopulismos son simplemente los populismos nuevos. Los primeros populismos fueron los que surgieron en los años 40 y 50 como los de Velasco Ibarra en Ecuador, Perón en Argentina, Getulio Vargas en Brasil, Paz Estenssoro en Bolivia y Lázaro Cárdenas en México. Y los segundos, los actuales, corresponden a gobiernos con una serie de características entre las cuales está un liderazgo fuerte y a menudo unipersonal. Los casos de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina son los más claros".

- ¿Cuáles serían las continuidades y cuáles las diferencias que se puede encontrar entre aquellos populismos y estos neopopulismos?

- La idea que se tuvo en su momento tenía que ver con las condiciones económicas especiales de la época. La posibilidad de que una incipiente burguesía nacional se podía unir a los sectores populares contra las grandes oligarquías. Esto se dio en una primera etapa, en un proceso de industrialización temprana de América Latina y, a partir de allí, se creía que cambiadas esas circunstancias el populismo no aparecería más. Muchos creíamos eso. Esto respondía a la idea, desde el marxismo, de que la superestructura política responde a la estructura económica. Pero es evidente que esta relación mantiene un margen de autonomía, de modo tal que bajo condiciones nuevas reaparecieron muchas características en común: el antiliberalismo, el nacionalismo, la representación de lo plebeyo, la reunión cara a cara con el líder en las plazas o en la calle; de modo que se repiten muchos fenómenos del primer populismo. La diferencia es que los neopopulismos son más radicalizados ideológicamente, más claramente de izquierda. El primero era popular pero conservador, como el caso de Velasco Ibarra en Ecuador; o muy discutibles porque eran populares pero muy conservadores en lo moral, como el peronismo en la Argentina.

Hasta acá un fragmento de una entrevista que podés seguir leyendo haciendo clic aquí.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|08:28
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|08:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016