Sin respuestas aún, al reclamo de los estatales al gobierno mendocino

El principal punto en discusión con las autoridades es el tema relacionado con la antigüedad de los trabajadores. La ruidosa protesta se centró en el 4º piso de Casa de Gobierno, esperando una respuesta del Ejecutivo. Los años adeudados en concepto de este ítem, son los comprendidos entre 1996 y 2003.  Se manifestaron con silbatos, bombos y banderas.

Cerca de 200 estatales subieron hoy con silbatos, bombos y banderas hasta el 4º piso de Casa de Gobierno –lugar donde está ubicado el despacho del Gobernador- para reclamar el pago de la antigüedad desde 1997 hasta 2003.

Al frente del reclamo está el titular del Sindicato de Trabajadores del Estado Autoconvocados (SITEA), Víctor Hugo Dagfal, quien disparó duro contra el Gobierno provincial diciendo: “El Gobierno no tiene ganas de sentarse a negociar con nosotros, tenemos miedo de perder el juicio y nos molesta mucho el pacto que han hecho con la corte. Sabemos que hay intencionalidad política para perjudicarnos”.

El pacto de la corte que menciona es aquel por el cual los jueces renunciaron a la indexación salarial sin tener que devolver lo que ya cobraron por este concepto a través de embargos judiciales (determinados por ellos mismos) y que le costaron al Estado provincial unos $20 millones.

Dagfal, procedió a explicar que hay cinco referentes que datan de hace varios años de sentencias a favor de empleados del poder judicial y de un juez a quienes se les pagó la antigüedad. No obstante, los 18 mil estatales que reclaman por este dinero no ha tenido la misma suerte, "por eso creemos que el Gobierno nos quiere perjudicar para no pagarnos, agregó Dagfal.

En el día de ayer, por tercera vez, delegados se reunieron con representantes del Gobierno, pero desde SITEA aseguran que “no nos dan respuestas, dan vueltas y no nos dicen nada concreto”.

Este juicio lo llevan a adelante empleados de áreas tan diversas como salud, administración central, Dirección General de Escuelas, uniformados, entre otros.

Dagfal, señaló a Alejandro Pérez Hualde y Aída Kemelmajer de Carlucci como “actores que quieren perjudicar nuestra causa”. La mención responde a que el año pasado ambos firmaron un fallo que rechazó el reclamo de cerca de 2 mil estatales que solicitaron la restitución del pago de la antigüedad desde 1997 hasta 2003.

Por ahora, la única medida de fuerza que han decidido ha sido protestar dentro de la Casa de Gobierno, pero no descartan que haya nuevos paros y manifestaciones. “Tenemos que reunirnos y esperamos armar un plan de lucha porque en  no piede quedar así”.

Ya en septiembre del 2007 se realizó una medida similar a la de hoy, cuando 500 empleados se congregaron en el mismo lugar en repudio al fallo en contra que emitió la corte.
Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 18:49
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 18:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho