Deportes

Diego Simeone y su particular visión de River

Afirmó que, más allá de las críticas recibidas, la manera de jugar "fue muy clara". El DT aclaró que el nivel de exigencia "es normal; uno está acostumbrado a empezar de una manera y terminar de otra".

En el ambiente futbolístico está instalado que River es más efectivo que vistoso. Y que en más de un partido fue su arquero, Juan Pablo Carrizo, quien lo salvó de la derrota.

Sin embargo ayer, cuando se le preguntó por esa sensación reinante, Diego Simeone se despachó con una explicación en la que, según él, claro, el análisis de cómo juega River está equivocado: "Yo siento que estamos mejor. Contra Central, en el primer tiempo, hasta el gol de ellos, el equipo estaba suelto, dinámico, con más sociedades. En el final del partido, cuando hubo que imponerse, jugamos en el campo rival. Para los que no entendieron cómo concluyó jugando el equipo, ellos terminaron con un solo delantero, Belloso, para Cabral y para Tuzzio; después había cuatro en el medio, que eran para Villagra, Ponzio, Ortega y Archubi; y los cuatro delanteros quedaban contra los cuatro defensores de ellos. Quizá para los que no pudieron interpretar bien...", y dejó abierta la frase. Un dato: Cabral terminó de 9 bis, pegado a Abreu, no de central. Y Ponzio fue último hombre.

De todas formas, el DT aclaró que el nivel de exigencia "es normal; uno está acostumbrado a empezar de una manera y terminar de otra. Como entrenador, intentaré buscar lo mejor. Siempre manteniendo las formas, que son atacar y buscar soluciones. Sorprende cuando no se lee una manera de jugar que era muy clara". El domingo, River terminó tirando uno y mil centros desde cualquier lugar de la cancha y hasta para su arquero.

Sobre las exigencias, Simeone relativizó cualquier presión: "Tuve la chance de jugar en Atlético de Madrid, Lazio, en Racing, como entrenador en Estudiantes. Es saludable tener exigencias, tener desafíos, una seguidilla de partidos importantes. A todo jugador eso lo potencia y los jugadores importantes suelen aparecer en los partidos importantes".

Hubo más temas sobre los que Simeone expuso su mirada. El jueves, por ejemplo, tras la victoria (5-0) ante San Martín de Porres por la Copa Libertadores, la gente de River pidió a puro grito que jugara Ariel Ortega. Esa noche, el entrenador fue tajante y expresó un textual: "Ortega no está para jugar". Tres días después, y en un partido muy caliente ante Central, en Rosario, y perdiendo 2-1, el jujeño ingresó. Ayer, Simeone explicó: "Yo dije que Ortega no estaba para jugar de titular. Si ustedes interpretan mal, o no saben leer las palabras, problema de ustedes. Cuando no estuvo para jugar, no fue al banco; cuando estuvo para jugar, entró. Y tuvo cambio de ritmo, buenas jugadas, la expulsión de Borzani, algunos foules en la puerta del área..."

También habló de Boca: "Para el fútbol argentino es bueno que estemos todos en octavos. Ojalá que esto lleve a algún equipo argentino bien lejos en la Copa". Y del rival del domingo, Argentinos: "Por sus jugadores y su técnico, apuesta por el buen juego. Tiene un equipo competitivo".
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|23:39
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic