Operadores con los nervios de punta

Todos los mercados siguen operando con elevada volatilidad, mostrando fuertes oscilaciones a lo largo de la jornada, producto de la falta de señales claras.

Es que los operadores se agarran de cualquier dato para hacer una diferencia sin prestar demasiada atención. El lunes la Reserva Federal volvió a inyectar US$ 130 millones en el mercado para aportarle liquidez. 

Los mercados siguen presos de los nervios, lo que genera una elevada volatilidad. Este lunes, cuando se conoció un descenso en la venta de casas usadas en EE.UU., los mercados volvieron a operar con nerviosismo, pero hay que entender que este dato, como el conocido el viernes, sobre el aumento de las ventas de inmuebles nuevos, si bien hacen correr al mercado hacia arriba o hacia abajo, son, esencialmente, datos viejos.

Esto implica que los operadores se agarran de cualquier dato para hacer una diferencia sin prestar demasiada atención. Y es que en estos momentos de turbulencia, datos de una semana atrás resultan antiguos para tomar decisiones certeras.

El lunes la Reserva Federal volvió a inyectar 130 millones de dólares en el mercado par aportar liquidez, pero enfurece a los operadores que quieren que baje las tasas. En tres semanas, el organismo que conduce Ben Bernanke introdujo más de 9.300 millones de dólares en busca de aportar liquidez.

Mientras tanto, y reponiéndose de los efectos de la crisis, el petróleo volvió a subir, y el WTI terminó superando los 72 dólares por barril

En el mercado argentino, la bolsa mostró el mismo clima de nerviosismo. Arrancó a la baja, pero una hora antes del cierre estaba con ganancias para terminar bajando sobre el cierre. En este caso, las tomas de ganancias se cuentan por horas o minutos.

Mientras tanto, el BCRA volvió a licitar fondos al mercado, mientras intervenía en el mercado cambiario para sostener al dólar en 3,20. De esta manera, la autoridad monetaria intenta castigar a los que venden títulos para sacar la plata del país. Por otra parte, les permitió a los bancos contabilizar los bonos, especialmente los emitidos por el mismo BCRA, a valor nominal, con tal que no los vendan en el mercado y los conserven hasta su vencimiento.

Los banqueros no están muy convencidos, porque necesitarían mayor liquidez para poder sostener los bonos y le reclaman al organismo conducido por Martín Redrado que incremente las inyecciones de liquidez. El resultado: una mayor escasez de crédito en el mercado para el sector privado.
Opiniones (0)
17 de noviembre de 2017 | 18:37
1
ERROR
17 de noviembre de 2017 | 18:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia