Umberto Eco stand up: el sarcasmo de un erudito

Su humor es proverbial. Sus novelas y ensayos apelan constantemente a la ironía con la que advierte y divierte al lector al mismo tiempo.

Stand Up

El humor de Umberto Eco es proverbial. Sus novelas y ensayos apelan constantemente a la ironía con la que advierte y divierte al lector al mismo tiempo.

En las múltiples conferencias que ha brindado el especialista en Semiótica y novelista, el también filósofo italiano ha gozado con la precisión de sus dardos verbales; otro tanto, es posible advertir en las innumerables entrevistas que ha concedido puliendo con mordacidad el núcleo de las ideas expresadas.

El autor de las novelas El nombre de la rosa y El cementerio de Praga, de los célebres ensayos Obra abierta y Apocalípticos e integrados, entre otros, es un verdadero humorista. Pero un ironista erudito.

Aquí, un puñado de frases más allá de la semiótica.

“El verdadero héroe es siempre un héroe por error, su sueño era ser un cobarde honesto como todos los demás”.

“Yo siempre me pongo a dieta, igual que todas las semanas dejo de fumar”.

“La superstición trae mala suerte”.

"Dios ha muerto, el arte dejó de existir, la historia ha llegado a su fin y yo mismo no me siento del todo bien”.

"Un místico es un histérico que ha cumplido con su confesor antes que con su doctor”.

"Adoro a los gatos. Son de las pocas criaturas que no se dejan explotar por sus dueños”.

“La libertad de expresión significa libertad de la retórica”.

"Todos los poetas pueden escribir mala poesía. Los malos poetas la publican, los buenos poetas la queman".

"El mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee”.

"Los libros se respetan usándolos, no dejándolos en paz”.

"Hay libros que son para el público y libros que hacen su propio público”.

“La verdadera lengua de Europa es la traducción”

“La semiótica es, en principio, la disciplina que estudia todo lo que se puede utilizar con el fin de mentir. Si algo no se puede utilizar para decir una mentira, por el contrario, no se puede utilizar para decir la verdad: no puede de hecho ser usado para "contar" en absoluto”.

“He desarrollado una pasión por la Edad Media, de la misma manera que algunas personas desarrollan una pasión por cocos”.

"Aquí hay un libro sobre gnomos, ondinas, salamandras, duendes, silfos, hadas, pero también trae los orígenes de la civilización aria. Las SS, al parecer, son descendientes de los siete enanitos".

“Es un mito de los editores que la gente quiere leer cosas fáciles”.

"Hoy no salir en televisión es un signo de elegancia”.

“Si se quiere usar la televisión para enseñar, primero debe enseñar  cómo utilizar la televisión”.

"Sospecho que no hay ningún estudioso serio al que no le guste ver televisión. Yo sólo soy el único que se confiesa”.

"La maquinaria que permite producir un texto infinito con un número finito de elementos existe desde hace milenios: es el alfabeto”.

"Los libros son esa clase de instrumentos que, una vez inventados, no pudieron ser mejorados, simplemente porque son buenos. Como el martillo, el cuchillo, la cuchara o la tijera”.

"El autor debería morirse después de haber escrito su obra. Para allanarle el camino al texto”.

“En el fondo, la pregunta fundamental de la filosofía (igual que la del psicoanálisis) coincide con la de la novela policíaca: ¿quién es el culpable?”.

“Los intelectuales no resuelven las crisis, más bien las crean”.

“Hay cuatro clases de personas en este mundo: cretinos, tontos, idiotas y lunáticos. Los cretinos ni siquiera hablan, saben balbucear y tropezar. Los tontos están en gran demanda, sobre todo en las ocasiones sociales, avergüenzan a todos pero proporcionan material de conversación. Lo imbéciles de vez en cuando dicen algo que es cierto, pero lo dicen por la razón equivocada. Un lunático es fácil de reconocer porque no sigue en absoluto la lógica: trabaja por cortocircuitos. Para él, algo demuestra todo lo demás, es su idea fija y todo lo que viene luego confirma su locura”.

"Cada uno de nosotros es a veces un cretino, un estúpido, idiota, o un lunático. Una persona normal es sólo una mezcla adecuada de estos componentes, estos cuatro tipos ideales".

"Alguien dijo que el patriotismo es el último refugio de los cobardes, los que no tienen principios morales generalmente envuelve una bandera alrededor de sí mismos, y esos hijos de puta siempre hablan de la pureza de la raza”.

"Lo bueno de pactos con el diablo es que al firmar se está bien enterado de sus condiciones. De lo contrario, ¿por qué va a retribuir con el infierno "?

“El paso entre la visión extática y el frenesí pecador es demasiado breve”.

"Me faltó valor para investigar las debilidades de los malvados, porque descubrí que son las mismas que las debilidades de los santos."

 “Citar es como aportar testigos en un juicio. Tenéis que estar siempre en condiciones de encontrar los testimonios y de demostrar que son aceptables”.

"El objetivo de una buena introducción definitiva es que el lector se contente con ella, lo entienda todo y no lea el resto”.

“El ordenador no es una máquina inteligente que ayuda a gente estúpida, de hecho, es una estúpida máquina que funciona sólo en manos de gente inteligente”.

“Solemos decir que los inventos y descubrimientos que cambiaron nuestras vidas dependen de máquinas complejas. La verdad, sin embargo, es que seguimos aquí gracias a los porotos”.

Patricia Rodón

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|05:49
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|05:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016