Deportes

Real Madrid ganó y sigue a ocho puntos del Barcelona

El Real Madrid se impuso a un pésimo campo de juego y derrotó por 2-1 al Levante.

El Real Madrid se impuso hoy a un campo de juego convertido en un pantano y derrotó por 2-1 al Levante para mantenerse a ocho puntos del Barcelona, líder de la Liga española de fútbol.

El equipo dirigido por José Mourinho se llevó los tres puntos en un campo prácticamente inundado y sin la posibilidad de jugar el balón por el suelo.

Un gol del juvenil Álvaro Morata a falta de seis minutos para el final le dio la victoria al último campeón de liga, que padeció la marcha de Cristiano Ronaldo en el descanso por un corte en la cara y un penal fallado por Xabi Alonso, cuando el partido estaba igualado 1-1.

Antes, el propio Cristiano había anotado el primer gol de su equipo (21') y Ángel había establecido el empate provisorio para los locales (62').

El conjunto madrileño mantuvo la distancia de ocho puntos con respecto al Barcelona, que antes le ganó por 4-2 al Mallorca y sigue tres puntos por detrás del Atlético, que batió por 2-0 al Getafe.

El pésimo estado del campo de juego trastocó todos los planes previos de ambos equipos. Las ausencias de Gonzalo Higuaín y Karim Benzema pasaron a un segundo plano y el duelo pasó a ser un choque de oportunistas.

Para llegar al área rival, el Real Madrid tuvo que abandonar su juego asociado y apostar a los pases aéreos y a las jugadas de pelota parada.

La rudeza de la defensa del Levante se hizo sentir en las estrellas del Real Madrid desde el primer momento. De hecho, David Navarro le abrió la ceja izquierda a Cristiano Ronaldo con un codazo a los tres minutos y debió haber sido expulsado por el árbitro César Muñiz Fernández.

El corte le costaría caro a Cristiano para el resto del partido. Mientras el juego se asemejaba más a un duelo de waterpolo que de fútbol, el Real Madrid encontró el gol mediante una jugada de balón parado. Cómo iba a ser de otra manera.

A los 21 minutos, un despeje fallido de cabeza de Navarro envió el balón a Cristiano, quien con una serenidad asombrosa controló la pelota con el muslo y anotó con una volea violenta al centro de la portería.

El equipo blanco parecía haber encontrado el tesoro en un partido donde era casi utópico generar ocasiones de peligro.

Sin que hubiera respuesta del Levante, el entrenador Mourinho decidió que Cristiano se quedara en el banquillo luego del descanso y ubicó en su reemplazo a Raúl Albiol, poderoso en la defensa del juego aéreo.

El primer cuarto de hora del complemento reflejó cómo el Real Madrid perdonó la vida a su rival con ocasiones desperdiciadas insólitas: Pepe lanzó un cabezazo al travesaño en absoluta soledad y luego una carambola entre Ramos y Ballesteros terminó con la pelota estrellándose nuevamente con el travesaño y con Iborra despejando el esférico en la línea de gol.

Como si fuera poco, el Levante se encontró con el empate a los 62, cuando Angel le ganó la posición a Pepe y anotó con clase ante la salida de Casillas.

El equipo blanco entró en un clima de nerviosismo constante, que se incrementó de manera considerable a los 73', cuando Gustavo Munúa le detuvo un penal a Xabi Alonso y pareció pulverizar la ocasión más clara para los visitantes hasta el final del partido.

El bálsamo para el Real Madrid llegó en el hombre menos esperado. El mismo Morata al que Mourinho no le adjudicó la plaza titular vacante en la ofensiva fue el encargado de conducir a su equipo a la victoria.

El canterano recibió un gran centro de Xabi Alonso de tiro libre y cabeceó con suavidad sobre la izquierda de Munúa.

El Real Madrid aguantó la diferencia en los minutos restantes y así dejó en el camino una de las pesadillas más fuertes de esta temporada en la liga.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|11:46
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|11:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic