Deportes

"Lo mejor que le puede pasar a Bianchi es dirigir a Boca"

Así lo expresó Carlos Ischia, ex ayudante del Virrey.

El entrenador Carlos Ischia  reconoció hoy que "lo mejor" que le puede pasar a su amigo  Carlos Bianchi "es dirgir a Boca" mientras que señaló que "la  edad" de un director técnico "no es un impedimento" para  conducir un equipo.

“Lo mejor que le podría pasar a Bianchi es dirigir a Boca", reveló Ischia, quien al ser consultado acerca de que el "Virrey" hace mucho que no dirige de manera oficial solo se limitó a agregar: "La edad de un técnico no es un impedimento".

En dialogó con Fox Sports Radio del Plata, el ex ayudante de campo de Bianchi salió al cruce tras el rumor que circula indicando que el "Virrey" se perfila como el posible reemplazo de Julio Falcioni en el caso de que no le renueven el contrato.

En tanto, en una entrevista exclusiva la La Garganta  Poderosa, Bianchi se bajó de la posibilidad de regresar a Boca   y antes de que los dirigentes de la actual Comisión Directiva  fueran a buscarlo para convencerlo de que se haga cargo del  plantel al decir: "Sigo durmiendo la siesta, una hermosa  siesta...".

De esa manera, el entrenador jugó con una famosa frase  personal y dio a entender que no habrá chances de un arribo en el corto plazo al club de La Ribera, tras lo cual habló acerca  de por qué hace tanto tiempo que está alejado de la actividad.

"Estoy alejado por todas las pequeñas banalidades. Hay falta  de moral, falta de respeto, corrupción y esas son cosas que a mí  me quedan atravesadas en la garganta. No las digiero, porque  conmigo no van y me chocan", aseveró.

Asimismo añadió: "Ese es el mundo de hoy y como uno no lo  acepta, se margina un poco. No se margina del todo, pero trata  de juntarse con gente que tiene los mismos valores morales".

Bianchi también opinó de Juan Román Riquelme y señaló: "Tiene  muchos códigos que tal vez en esta sociedad no van de acuerdo con él, pero no es el único. Yo tengo los míos también y se me hace difícil convivir. Estamos en un mundo donde no somos los dueños, pero sí somos dueños de nuestra vida. Y nuestra vida la  dirigimos como queremos nosotros".

En ese sentido agregó: "Perdemos a uno de los mejores del fútbol argentino, es una pena que haya dejado de jugar porque uno pierde de ver cosas buenas, cosas de las que le gustan a uno".

"Yo lo disfruté, tuve la suerte de dirigirlo tres años y medio, y puedo asegurar que me daba placer. Además tenía frescura en su juego, era natural, imprevisible. Agradezco haberlo tenido en ese tiempo, porque incluso disfruté luego, mirándolo jugar en otros clubes", expresó.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|19:17
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|19:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes