Las patentes más absurdas de la historia

Regar los desiertos, guantes para enamorados y sombreros para beber son algunos de los inventos más insólitos.

Dicen que “cuando el diablo no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo” pero hay otros que les dan por registrar patentes que, meno mal, nadie llegó a tener en cuenta. Las hay para todos los gustos y lo más curioso es que todos estos inventos se llegaron a registrar en la correspondiente oficina de patentes. Me hubiese gustado ver la cara de los encargados del registro al ver estos.

Regar los desiertos. (Arthur Paul Pedrick – 1976 – Nº Patente GB 1204648 y GB 1047735)
Estos inventos resolverían el hambre en el mundo. El primero serviría para regar el desierto del Sahara con agua dulce del Amazonas. La conducción se haría mediante unas tuberías semiflotantes que también servirían, por ejemplo, para atravesar caminando el Canal de la Mancha.

Guantes para enamorados. (King Terence David – 1990 – Nº Patente GB 2221607)
Para parejas de enamorados que durante el invierno quieren ir de la mano y seguir sintiendo la piel de su amado.

Seguí leyendo aquí la nota de Javier Sanz. Y no te pierdas los gráficos.

Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 03:31
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 03:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes