Deportes

El rugby perdió la primera batalla contra la violencia

La fecha inaugural del torneo Cuyano dejó un preocupante incidente en uno de los partidos. La doble fractura de Juan Isuani debe ser un llamado a la reflexión y un punto de partida de aquí en más.

Se veía venir. Cuando MDZ denunció los altos niveles de violencia dentro de las canchas de rugby, durante la pretemporada de los equipos de primera, sonaron como gritos agoreros en una soledad cómplice. Más allá de la participación y el debate de nuestros lectores, poco se hizo para evitar lo que ocurrió en la fecha debut del Cuyano.

El sueño de la “prevención” quedó en la nada. Y las consecuencias están a la vista. El próximo jueves, Juan Isuani, apertura de Peumayén, será intervenido quirúrgicamente tras sufrir una doble fractura maxilar durante le partido entre su club y Teqüe. La lesión la generó un golpe de puño recibido durante la gresca originada en los minutos finales del encuentro, que terminó en batahola.

Miles de preguntas pululan el ambiente rugbístico. ¿Qué pasó?, ¿quién o quienes son los responsables?, ¿qué va a pasar?, ¿se pudo evitar?, ¿qué medidas se van a tomar para que no se repita?, y tantas otras conjeturas que generan un hecho de esta magnitud en una primera fecha del torneo de primera.

Criticar el juego que hacen Teqüe o Peumayén, seguramente daría lugar a un largo debate (hasta filosófico) en un hecho que trasciende lo deportivo y que sin dudas muestra la realidad del rugby provincial.

Igual de inútil sería poner en el centro de la discusión la actuación del árbitro, Gustavo Ianchina. A la hora de buscar culpables, los jueces son los “blancos” preferidos de los mismos que generan la violencia, tanto dentro como fuera de la cancha.

Según pudimos averiguar, Ianchina no vio el golpe y el informe no pasaría por las peleas entre los jugadores, sino por los incidentes de violencia generados con simpatizantes y allegados a los dos equipos, con la responsabilidad de los Directores de Partido, de ambos clubes. Ahora, Disciplina deberá tomar una decisión, o como algunos sugirieron, actuar de oficio.

Pero lo peor no fue la fractura de Isuani. No fue la participación de la gente fuera del campo de juego. No fue el paupérrimo espectáculo deportivo brindado, ni el pésimo ejemplo e imagen ofrecida a los presentes. Lo peor fue que se podría haber evitado, y yendo un poco más allá, que este es nuestro rugby. Eso es preocupante.

No se trata de un hecho aislado, ni de clubes específicos, ni de primera división. Es parte de lo mucho que está mal y hay que solucionar. Es tarea de los dirigentes, en primer lugar, y de todos los actores de este deporte, que por esta vía ya está demostrado que transita un camino decadente.
Para los que le preocupa la violencia y aquellos que hablan de una sociedad violenta que se refleja en el deporte, hay que decirles que es correcta la apreciación, pero que todos deben hacer algo para detenerla. Porque un jugador violento, es tan nocivo, como un árbitro que genera violencia con sus fallos, como un dirigente que no crea los mecanismos para evitar la violencia, como un Tribunal de Disciplina que actúa, o un hincha que se cree con derecho a decir o hacer cualquier cosa con la complicidad de que no hay nadie para contenerlo.

La violencia nos abarca a todos. Es uno de los grandes males que aqueja a un deporte que supo tener como principal característica a su honorabilidad.

Ahora, en lugar de preguntarnos ¿qué podemos hacer para mejorar?, nos tenemos que limitar a un triste ¿estamos a tiempo?. Ojalá que sí.
Opiniones (5)
8 de Diciembre de 2016|15:51
6
ERROR
8 de Diciembre de 2016|15:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Eduardo, cuando hablo de clubes, me refiero a que el club debe formar integramente a la persona, la cual va a ser árbitro, jugador, hincha, colaborador, entrenador o periodista porque la gente que labura en y para el rugby en Argentina o al menos en Mendoza se formó en un club. Igual pienso como vos pero creo que yo no dije que hay que tirar la piedra para otro lado o que yo haya dicho que no tengo nada que ver. Saludos
    5
  2. CREO JUAN, QUE TAMBIEN DEBERÍAS AGREGAR A TU LISTA DE RESPONSABLES DE LA VIOLENCIA (JUGADORES, ARBITROS, DIRIGENTES, TRIBUNAL DE DISCIPLINA) A LOS SERVICIOS DE INFORMACION(LEASE PRENSA ESCRITA, RADIAL, ETC.) QUE CON SUS COMENTARIOS Y SUS OPINIONES TAMBIEN PUEDEN GENRAR VIOLENCIA. LA AUTOCIRTICA ES PARA TODOS LOS SECTORES. NO HAY QUE DECIR YO NO TENGO NADA QUE VER. TODOS DEBEMOS HACER NUESTRA AUTOCRITICA Y VER QUE PARTE O QUE GRANITO PUSE PARA ESTO
    4
  3. Son 2 temas aparte, yo entreno divisiones infantiles y la verdad es que desde niños ya los entrenadores permiten que algunos jugadores "estrellas" sobren a otros jugadores, los traten de menos y eso ya es violencia. No es por nada pero he escuchado mucho decir "teqüe grasa" con esa vocesita chetita de los rugbiers y sin embargo en un partido de primera vi como un jugador de un club tan prestigioso como Tordos le puso un cabezaso al 9 de banco que lo tiró al piso. Si el arbitro lo ve o no, si influye o no es otra cosa. Pero la responsabilidad lamentablemente recae sobre los clubes, los clubes no hacen una autocrítica y castigan a "sus" violentos que cada club internamente bien sabe quienes son, tanto desde dentro de la cancha, desde infantiles, desde afuera gritando. Todos los clubes tienen sus "grasas". No tiremos la piedra para otro lado. Y no porque el arbitro no me vio el entrenador tiene que hacerse el boludo y dejarlo pasar, hay que conscientizar porque sino en 5 años no vamos a poder jugar mas a esto.
    3
  4. estos dos equipos no son merecedores de jugar en Mendoza, que los manden a jugar a San Juan que son mas o menos como ellos, acá que queden los que realmente entienden y juegan con honor (Marista, Mendoza, Tordos, Liceo, Uni, Banco, y los sanrafaelinos)
    2
  5. Si es verdad, hya muchos violentos en el rugby, como en todo los deportes, pero lo que mas molesta es que solo se remarque en todos lados a los violentos de los clubes "no poderosos", porq todos sabemos que se los castiga mas a los clubes chicos que a los grande , o a los jugadores del seleccionado no se los pena, solo se les cambia la suspencion por dirigir unos partidos, ya paso, en el años 2005 si mal no lo recuerdo con los jugadores de Mendoza RC, es una verguenza, y no por culpa de los arbitros, sino por el consejo de diciplina que solo castiga a los debiles, todos sabemos que hay violentos que son referentes en el seleccionado, pero claro, pareciera que son lo salvadores de Mendoza por eso no se les hace nada, salvadores que casi nos mandan a jugar la promocion, esto debe cambiar y se debe medir a todos los jugadores con la misma vara, y dejarse de salvar a "pelotudos" que hacen lo que se les canta porq juegan en la seleccion...
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic