Deportes

Gorosito reconoció que esperaba un llamado de San Lorenzo

El ahora DT de Tigre, confesó que “desecho” varias ofertas porque esperaba un llamado de la comisión directiva del Ciclón, que finalmente decidió contratar a Juan Antonio Pizzi. “Nadie tiene la culpa. En definitiva fue una cuestión mía”, explicó.

El flamante entrenador de Tigre, Néstor Gorosito, reveló hoy que en los últimos días desechó "algunas ofertas" porque pensaba que lo iban a llamar de San Lorenzo.

"Había desechado algunas ofertas en los últimos tiempos porque pensé que me iban a llamar de San Lorenzo. Eso era lo que todos decían", confesó Gorosito en una entrevista con el programa radial Deportivo Télam.

"Sin embargo nadie me llamó y me quedé esperando. Pero en realidad nadie tiene la culpa. En definitiva fue una cuestión mía", admitió.

El ex director técnico de San Lorenzo, River Plate, Argentinos Juniors y Lanús sostuvo sin embargo que está "contento de haber llegado a Tigre. Es que estoy en el club de mi barrio".

"Empezamos bien con la goleada (4-0) sobre Deportivo Quito en Copa Sudamericana, pero ese triunfo ayuda momentáneamente. Es que tenemos un plantel corto y por lo tanto los objetivos también lo son. Es que haber sacado seis puntos de 33 en el torneo local es poco", reconoció.

"De todas formas no vamos a priorizar una competencia por encima de la otra. Vamos a poner lo mejor que tengamos en las dos, ya que también queremos clasificarnos para la Copa Libertadores del año próximo", advirtió.

Para alcanzar esta última meta Tigre deberá pasar los cuartos de final de la Sudamericana o bien, si no lo logra, que tampoco lo consiga Independiente, ya que aventaja al conjunto de Avellaneda en la suma global de puntos de la temporada anterior.

"Particularmente prefiero clasificarme a semifinales y dejar atrás a Independiente, que hacerlo porque perdimos los dos", avisó el técnico que se considera un "admirador de Marcelo Bielsa".

"Ningún jugador habla mal de Marcelo, así que por algo debe ser. Es que al jugador no hay que mentirle, sino decirle siempre la verdad y respaldarlo para que se comprometa con uno. A mí no me va la mano dura", remarcó.

"Pipo" apreció que la función del técnico tiene "mucho de docencia" y que el "entrenador que no está seguro es el que siempre recurre a las cábalas y se toma de cualquier cosa para justificar sus acciones".

"Cuando hay alguna situación yo prefiero hablar siempre mano a mano con el jugador y que todo quede entre nosotros. Si después él sale a decir otra cosa por los medios y la vende cambiada, es problema suyo y no mío. Yo me quedo tranquilo porque no fui quien traicionó lo dicho en esa reunión", aclaró.

"Y en cuanto a los técnicos que arreglan cuando hay un colega trabajando, yo no hago lo que no me gusta que me hagan. Lo que pasa es que la falta de ética no es un problema del fútbol en particular sino de la sociedad toda. Esa palabra no existe más y a medida que uno se vuelve más grande se va dando cuenta que es así", sentenció.

Gorosito puntualizó que en el fútbol argentino "se juega feo", pero apuntó como responsables de eso "no solamente a los futbolistas y los técnicos, sino también al periodismo que se la pasa presionando con notas fuertes y críticas exageradas, como si el jugador no pudiera equivocarse nunca".

"Para mí deberían reunirse periodistas, técnicos y dirigentes para aclarar las cosas y tratar de aflojar la gran presión que existe sobre todos", recomendó.

"Eso le pasó al `Vasquito` (Rodolfo) Arruabarrena después de la gran campaña que hizo para salvar a Tigre del descenso", apreció.

Finalmente Gorosito destacó a Newell`s "apenas" un escaloncito por encima de Vélez Sarsfield "para ganar este campeonato, porque tiene más intensidad en el juego y figuras consagradas en Europa como Gabriel Heinze, Maximiliano Rodríguez e Ignacio Scocco, además de un técnico como Gerardo Martino".

"De todas formas Vélez me encanta como juega", aclaró, y en ese punto también resaltó a Ricardo Gareca "porque es un entrenador que transmite tranquilidad desde el banco, algo fundamental para el jugador".

"A mí no me gustan los técnicos eléctricos que corren al lado de la línea de cal porque inquietan al jugador. Yo también sufro por dentro como les pasa a todos durante un partido, pero la diferencia es que no lo demuestro. Es que no puedo decirle a mi hijo que no es bueno fumar mientras tengo un cigarrillo en la mano", ejemplificó.
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 23:29
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 23:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'