Los mitos griegos, eternos símbolos de civilización

Una investigación analiza las representaciones mitológicas en los mosaicos romanos y evidencia que los miembros más poderosos de las elites seleccionaban dioses y héroes griegos como símbolos con unos valores universales que reforzaban lo que significaba Roma.

Un estudio, coordinado por Luz Neira, profesora del Departamento de Humanidades e investigadora del Instituto de Cultura y Tecnología de la Universidad Carlos III de Madrid ha estudiado las representaciones de las mujeres y ciertas leyendas en los mosaicos romanos. A partir de la investigación se ha publicado el libro: Civilización y barbarie: el mito como argumento en los mosaicos romanos (CVG, 2012).

"Ya habíamos puesto de manifiesto el recuerdo y la reutilización interesada y consciente del mito, pero este nuevo volumen aborda también la posibilidad de un mensaje subliminal sobre la concepción fundamental para las elites acerca del binomio civilización versus barbarie”, explica la historiadora, que se ha encargado de la coordinación y edición del texto.

Este libro que cuenta con la intervención de diversos especialistas en la musivaria romana ofrece una nueva perspectiva de aproximación a la mitología y su reutilización a lo largo de la historia, como resultado de un fenómeno de “resemantización consciente e interesado”. En concreto, se trata de la recreación premeditada y consciente de determinados episodios y personajes mitológicos en mosaicos de diferentes zonas del Imperio, que fueron seleccionados e incluso tergiversados con el fin de generar un espíritu, profundizar en unos principios o recordar los cimientos sobre los que se había establecido su posición privilegiada en el estado romano.

“Reutilizaban determinados mitos griegos como símbolos que reforzaban lo que significa Roma - indica Luz Neira - al tener una transcendencia importante, ya que sus valores son universales y se convierten en adalides de la civilización”.

La escena de Aquiles en Scyros, una de las más representadas en los mosaicos de la época imperial y que, por ejemplo, se puede encontrar en la villa de La Olmeda (Palencia), parece pretender resaltar el arquetipo del héroe capaz de dar la vida por la patria. Las leyendas de divinidades como Dionysos y Afrodita, los Trabajos de Hércules, los viajes de Perseo o los enfrentamientos entre amazonas y centauros son otros episodios mitológicos originarios del legado griego que los romanos hicieron suyos para convertirlos en modelos a seguir.

“El recuerdo de una guerra legendaria y del héroe mitológico será en el transcurso de la historia hasta la actualidad el fenómeno de mayor impacto en la mentalidad de los pueblos y los individuos, siendo éste el motivo que nos ha llevado a analizar el mito como argumento en pro del litigio entre civilización y barbarie”, concluye la investigadora.

Hasta ahora, se había analizado el concepto de civilización en el Imperio Romano a través de las fuentes escritas y las representaciones oficiales en la esfera pública, en esculturas o relieves de ciertos monumentos, como arcos, estelas o columnas conmemorativas. "Sin embargo, apenas se había investigado con profundidad la supuesta representación de estos conceptos en los espacios privados, quizás por el carácter doméstico de los mismos", apuntan los investigadores.

“Nos llamaba la atención la ausencia de referencias de este tipo en un soporte como el mosaico, dónde por sus peculiares circunstancias de conservación in situ la documentación musiva nos ofrece un auténtico repertorio de pavimentos, con decoración geométrica, vegetal y figurada, vinculado a contextos domésticos de carácter privado pertenecientes a los sectores más privilegiados de la sociedad romana en cualquier punto urbano o rural del Imperio”, comenta la profesora Neira.

A este respecto parecía impensable a priori, según esta historiadora, que miembros de las elites comprometidos con el gobierno y con los asuntos del Imperio, no hubieran aprovechado la notable superficie de los mosaicos que pavimentaban las estancias de sus domus y villae para conmemorar sus victorias y su identificación con Roma garante de la civilización frente a la “barbarie”. “Lo hacían – señala Luz Neira- a través de la escenificación de mitos que, reutilizados, evocaban los valores que desde el punto de vista ideológico Roma pretendía representar”.

Fuente: agenciasinc.es

En Imágenes