Los jóvenes usan cada vez más el viagra

El consumo de la famosa pastilla dejó de ser exclusivo de personas con disfunción sexual o de avanzada edad. Aunque sólo debe venderse bajo receta, se puede comprar clandestinamente.

El uso del Viagra dejó de ser exclusivo de adultos de edad avanzada y con algún tipo de disfunción sexual, ya que cada vez más jóvenes y adolescentes recurren a la famosa "pastilla azul" para "aumentar el rendimiento" o evitar "papelones" a la hora de mantener un encuentro íntimo con una mujer.

En los últimos años la utilización del sildenafil (como se llama técnicamente la droga) se extendió con celeridad entre el sector juvenil, principalmente en chicos de entre 18 y 25 años, quienes tienen la posibilidad de comprar esta medicación incluso en boliches, bares, quioscos, y también a través de internet.

De esa forma, en diversos puntos del país se fue constituyendo un mercado clandestino del Viagra, el cual sólo debe venderse bajo receta, aunque es sabido que en la mayoría de las farmacias se incurre en la negligencia de vender este producto sin exigir el aval médico.

El considerable aumento del consumo del sildenafil experimentado por los más jóvenes fue reflejado en un estudio realizado por el Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos porteño, cuyos resultados arrojaron que dos de cada diez menores de 21 años admitieron haber probado la pastilla en cuestión.

Al respecto, varios sexólogos coinciden en que a los chicos ingerir Viagra les da una sensación de seguridad frente al temor de "no durar" o no conseguir una destacada performance, pese a que la capacidad eréctil a esa edad generalmente es buena.

La cantidad de jóvenes que recurren a la pastilla puede ser aún mayor que la mencionada dado que el estudio en cuestión se basó en un relevamiento realizado en farmacias, sin contemplar el cada vez más amplio circuito de venta ilegal.

La combinación de Viagra con bebidas alcohólicas se convirtió en una costumbre entre grupos de adolescentes que concurren a los boliches, pero los especialistas cuestionaron esa práctica y advirtieron que el alcohol asociado al Sildenafil puede causar bajones de tensión arterial y, en algunos casos, hasta problemas cardíacos.

De todos modos, la mayoría de los chicos que acuden a esta droga contra la impotencia manifiestan que su consumo no les trajo ningún tipo de complicación, sino todo lo contrario: afirman que les ayudo a conseguir fácilmente la erección y a mantenerla durante más tiempo.

En este punto, varios sexólogos consideran que si el Viagra ayudó a un joven a lograr una buena erección es porque presentaba algún tipo de problema en ese sentido y aclaran que en el caso de los adolescentes que no poseen disfunciones eréctiles, la ingesta de la pastilla no los ayudará a alcanzar un nivel sexual más alto, como muchos creen.

En este contexto de constante crecimiento del consumo de sildenafil en los sectores adolescentes, se estaría iniciando un proceso en el que, de a poco, el Viagra comenzará a dejar de ser asociado -como ocurrió desde su salida al mercado, en 1998- a los hombres de avanzada edad que encontraron en esta pastilla la solución a sus problemas sexuales.
Opiniones (1)
24 de agosto de 2017 | 04:08
2
ERROR
24 de agosto de 2017 | 04:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Uno realmente está viejo cuando se toma un Viagra y se olvida para qué se lo tomó.
    1
En Imágenes
Incidentes en la movilización de la CGT.
23 de Agosto de 2017
Incidentes en la movilización de la CGT.