Deportes

El film de Cannavaro: "Porque hay cosas que nunca se olvidan"

El futbolista Fabio Cannavaro hace su debut en el cine español con este corto dirigido por Lucas Figueroa. "Porque hay cosas que nunca se olvidan" es una fantasía reversible sobre un balón de fútbol.

Un pueblo napolitano, un balón de fútbol y cinco niños. Estos son los ingredientes con los que el cortometrajista Lucas Figueroa construye una virguería visual en la que brilla con luz propia un impresionante despliegue de efectos digitales y la actuación de uno de los futbolistas más famosos del mundo: Fabio Cannavaro, publica hoy El País de Madrid.

Premio del Público en el Festival de Cine Español de Málaga 2008 para este corto que confirma a Figueroa como uno de los talentos a tener en cuenta en el futuro.

"Porque hay cosas que nunca se olvidan" es una fantasía reversible sobre un balón de fútbol. O, en boca de su director: "una tragicomedia de humor negro ambientada en los 40's en un pueblito de Italia, rodado con niños, animales, en exteriores naturales y con una buena dosis de efectos. Algo así como un "caos" de producción, ¿no?"

Con el ojo puesto en la estética de los realizadores franceses Jeunet y Carot, y en especial de su "Delicatessen", este balón sirve de excusa para hablar de las vueltas que da la vida y para construir un impresionante despliegue de efectos visuales que necesitó 5 meses de post producción. "Para mí la postproducción es muy importante, pero todas las tecnologías digitales no son mas que herramientas que están ahí, al servicio del proyecto o del plano que les encaje mejor" explica Figueroa.

Un director que en cada corto crece. Si empezó pisando fuerte en "¿Con que 24? (ouch)", y sorprendió a medio mundo con su elaborado "Boletos por favor", ahora Lucas no se contenta con una post-producción digna de Hollywood. Además, consigue que el futbolista Fabio Cannavaro actúe para él. "Fabio es literalmente un fenómeno, como persona, como actor, en fin..." Le seguiremos la pista. A Lucas y a Fabio.
En Imágenes