Deportes

Ciclismo: La crisis de locura de Vandenbroucke

El ciclista belga Frank Vandenbroucke relata, en una autobiografía, los efectos de haber consumido sustancias prohibidas durante años, incluidos varios intentos de suicidio.

Según recoge hoy el diario ibérico El País, el corredor, cuyo máximo triunfo tuvo lugar en la Lieja-Bastoña-Lieja en 1999, confiesa en "Ik ben God niet" (No soy Dios, en neerlandés) cómo comenzó a tomar drogas, en 1998, de la mano de un compañero del equipo Cofidis.

Posteriormente conoció a Bernard Sainz, conocido como "doctor Mabuse" -un falso médico recientemente condenado por un tribunal francés a 18 meses de cárcel por comerciar con productos dopantes- y aceptó seguir sus métodos.

Vandenbroucke confiesa que se inyectaba anfetaminas, así como valium y otros medicamentos. Esto le provocó crisis de locura -veía "cosas y personas que no existían"- y desembocó en 2005 en la separación de su mujer, Sarah, y madre de su hija.

El ciclista trató entonces de terminar con su vida y volvió a intentarlo el año pasado. Hoy, con 33 años, Vandenbroucke ha abandonado el ciclismo y se encuentra "mejor", pero no está seguro de "haber salido" de la pesadilla.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic