Deportes

Thorpe confiesa que se retiró alcohólico y deprimido

El ex nadador australiano aseguró que sufrió una gran depresión y que vivió con dependencia del alcohol en su última etapa en las piscinas.

El ex nadador australiano Ian Thorpe aseguró que sufrió una gran depresión y que vivió con dependencia del alcohol en su última etapa en las piscinas, según afirmó el cinco veces campeón olímpico en una entrevista que publica hoy el diario "Sydney Morning Herald".

"Había gente responsable alrededor mío, pero no me hablaban y muchas cosas no se hicieron por mi interés, sino por el beneficio a corto plazo", dijo el australiano al periódico australiano, que adelantó el lanzamiento de las memorias del nadador: "This is Me: The Autobiography" (Este soy yo: mi autobiografía).

"Ello me costó lo que podría haber sido una carrera larga y exitosa", agregó Thorpe, que culpó a la intrusión de los medios de comunicación y a la expectación de los aficionados y entrenadores por su retiro tan temprano.

Thorpe, que estuvo cuatro años lejos de las piscinas antes de fracasar en su intento formar parte del equipo australiano para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, señaló que nunca informó a sus familiares y allegados de su profunda depresión y de su dependencia del alcohol.

"Todo el mundo compartía mis éxitos sin ver el daño que me estaba haciendo a mí mismo para llegar ahí", indicó el que fuera rey del cloro, que aunque esta con medicación quiere competir en los Mundiales de Barcelona en 2013 y en los Juegos de la Commonwealth en Glasgow en 2014.

Thorpe, de 30 años, aseguró haber estado al borde del suicidio.

"Mi enfermedad era tan severa que en varios momentos llegue a considerar el suicidio", confesó el australiano, que reiteró su condición de heterosexual y que espera encontrar a una mujer con la que tener hijos.

Thorpe goza de un gran reconocimiento en Asia, en especial en Japón, y su participación como comentarista de la BBC en los Juegos de Londres le hizo ganar aplausos por la elocuencia y los comentarios expertos.

El australiano, que abandonó la universidad y que divide ahora su tiempo entre Suiza y Sydney, señaló que se sentía como "una foca que actúa en un zoológico" debido a la presión de los medios, patrocinadores y aficionados.

En sus cuatro años de descanso (2006-2010), Thorpe dio rienda suelta a su interés por la moda y sacó una línea propia de joyas y ropa interior.

Además, intentó convertirse en una personalidad televisiva y se embarcó en varios proyectos empresariales. Pasó mucho tiempo en Los Ángeles, intentado recuperar el tiempo perdido cuando entrenaba 80 horas semanales.

"Realmente no crecí debido a la natación. No me permití a mí mismo tener aspectos de una vida normal", señaló el australiano, que relató que nadó en el pozo de la desesperación en algunos de sus mejores momentos.

Thorpe aseguró que los atletas de élite son propensos a la depresión: "Tal vez nos sentimos atraídos por el deporte porque el ejercicio nos ayuda".

"La primera persona a la que la hablé de mi depresión fue otro nadador porque me di cuenta de que también sufría".

Thorpe describió la depresión como "un lugar terriblemente oscuro". Sin embargo, aseguró estar ya recuperado.

"Viví con ella durante toda mi vida y ahora alcancé un punto en el que me siento cómodo reconociéndolo".
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 06:02
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 06:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'