Aseguran que material de mala calidad provocó la catástrofe del Titanic

El mayor transatlántico construido hasta entonces, fue traicionado por remaches de mala calidad. La conclusión ha salido a la luz ahora, en un libro publicado por dos especialistas en metalurgia que investigaron el accidente durante cerca de diez años.

El libro denominado "Lo que realmente hundió al Titanic", publicado en marzo por Jennifer MacCarty y Timothy Foecke, defiende que la compañía necesitaba construir un barco de manera rápida y con costos no muy altos, por lo que sacrificaron la calidad de algún material.

"Bajo la presión de conseguir construir estos barcos han buscado distintos proveedores y algunos no tenían remaches de calidad", dijo Foecke.

Los análisis de Foecke, que estudia el hundimiento del barco hace casi diez años, demuestran que los constructores usaron remaches de gran calidad en las zonas donde se esperaba una mayor presión. Pero, en los sitios donde la presión era menor, como la popa y la proa, usaron los remaches de calidad dudosa. Cuando el Titanic chocó contra el iceberg, los remaches de mala calidad saltaron, lo que hizo aumentar la presión sobre los demás que resistieron por muy poco tiempo.

El libro va más allá y dice, incluso, que la compañía sabía que estaba usando material de calidad inferior. "Cuando compraron los remaches, sabían que no eran de buena calidad, aunque no creo que pensaran que lo que acababan de hacer podría hundir al barco", dijo Foecke.

La compañía de construcción naval 'Harland and Wollf', de Belfast (Irlanda del Norte), discute esta tesis. El ingeniero naval David Livingston dice que las conclusiones en lo que respecta a la composición de los remaches están correctas, pero que justificar el hundimiento del transatlántico con la mala calidad de estos es "erróneo", porque no han tenido en cuenta el contexto histórico de su construcción.

"No se puede mirar al sólo para el material y decir que es de mala calidad. Claro que, si se compara con el material de hoy, la calidad es inferior", explicó.

Además, ha dicho que no se ha encontrado ningún documento que respalde los argumentos de que la compañía sabia que estaba usando remaches de mala calidad. Livingston subrayó que en el mismo año fue construido el Olympic, otro barco de la compañía, que no tuvo ningún problema,informa el diario El Mundo en su edición on line.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|22:57
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|22:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016