Deportes

De la mano de Agüero y Messi, Argentina goleó a Uruguay en un Malvinas repleto y de fiesta

Con dos goles de Messi y otro de Agüero el equipo de Sabella se impuso 3 a 0 y alcanzó la punta de las Eliminatorias Sudamericanas. Un Malvinas Argentinas repleto disfrutó del espectáculo.

En Twitter: @gonza_ruiz

Hay imágenes que se graban en la mente. Pero hay otras que se tatúan en el alma. Todos los mendocinos que estuvieron esta noche en el Malvinas Argentinas jamás se sacarán de la retina la magia que genera Lionel Messi, el mejor jugador de fútbol de estos tiempos; el mejor, quizás, de la historia.

Con un segundo tiempo de colección, con dos goles del genio y otro de Agüero, la selección argentina le ganó a Uruguay 3 a 0 para seguir en lo más alto de las Eliminatorias y dar un paso más hacia el sueño de Brasil.

Argentina fue superior a Uruguay durante el primer tiempo, pero le faltó el golpe. Fue como esos boxeadores que guardan su mano pesada para el momento justo. Pero ese momento justo, cuando el rival baja la guardia, no llegó. De todas maneras, la magia del mejor jugador del mundo estuvo presente.

A los dos minutos nomás, Messi ya metió un amague que le sacó un ole a todo el estadio y dejó a Pereyra dando vueltas como una calesita.

La Albiceleste quedaba muy expuesta a las contras de la velocidad de Cavani. Los cuatro fantásticos no podían encontrarse. Pero Rojo se animó, en la primera chance clara de gol, lo pasó por encima a Pereyra y metió un centro picante que no alcanzó a empujar nadie.

Argentina tenía más la pelota pero no pasaba mucho por Messi. El equipo era paciente, pero no tenía ese desequilibrio para abrir el marcador. Uruguay esperaba ordenado atrás el momento justo para pegar. El partido no terminaba de armarse en los primeros quince minutos.

Eso sí: cuando el genio del Barcelona la tocaba los corazones palpitaban con más intensidad.

La primera que armó Messi, como lo vemos en la tele y como tantas veces hace, fue sobre los veinte minutos. Voló del centro hacia la izquierda, dejó un par de uruguayos desparramados, abrió para Rojo, quien metió un rastrón que contuvo Muslera.

El Malvinas latía y aplaudía al genio rosarino. Esa zurda maravillosa empezaba a alborotar los placeres de los mendocinos.

Si no la tenía Messi, aparecía el Kun. El delantero del City mostraba destellos de su talento, como cuando recibió sobre la izquierda, quebró cinturas y probó al arco. Se fue cerca.

Los muchachos de Tabárez casi no cruzaban la mitad de la cancha. Miraban como Messi y compañía se prestaban la pelota. Cavani fue el que se animó a probar al arco pero su remate se fue ancho. Forlán casi no había tocado la pelota.

Cuando el partido parecía dormirse, surgía la magia de Messi. En la mejor jugada del primer tiempo, Agüero lo habilitó con un taco, la recibió la Pulga, aceleró, dejó a tres rivales en el camino, metió el remate por lo alto y la pelota dio en el travesaño. Faltaban manos para aplaudir.

Argentina quería el primero y parecía que el primer grito de la noche estaba al caer. Muslera se volvía a lucir en un tiro libre desde la derecha, que Messi casi mete en un ángulo.

Después que pasó la ola de ataques argentinos, los uruguayos se acodaron de atacar. Suárez probó con un remate de volea que atajó Romero. Y hubo también un par de centros venenosos que generaron peligro en los pagos albicelestes.

Pero no hubo caso. La mano pesada, a lo Maravilla Martínez, no llegó al rostro uruguayo en el primer tiempo.

En el segundo tiempo, en la primera clara, Garay se llevó la pelota por delante, en el área chica, y de manera increíble la pelota se fue alta.

Después el partido se calentó, porque Lugano llegó a destiempo y le fue muy mal a Romero. Había sido una gran jugada de Álvaro González, que pasó a puro empuje entre varios defensores. El capitán charrúa fue amonestado y el partido se picó.

Messi casi no tocó la pelota en los primeros diez minutos. Pero cuando la redonda pasó por su zurda, habilitó a Agüero, quien le devolvió la gentileza, pero la pelota le quedó atrás para definir. La jugada terminó con una mala definición de Higuaín.

Argentina no tenía mucha claridad. Messi caminaba la cancha, pero se sentía en la atmósfera que algo iba a suceder.

Cuando adentro de una cancha hay un genio, un segundo sobra para cambiar un partido. La bola le llegó al genio, que amagó y, como por adentro era imposible pasar, abrió hacia la izquierda para Di María. El Fideo metió un centro rasante y apareció el botín derecho, el que menos usa, para ganarle a Muslera y empujar la pelota al fondo del arco.

El Malvinas primero tembló, luego gritó y por último se desgarró la garganta repitiendo ese apellido que no para de asombrar.

Después, entre Agüero, Di María y Messi hicieron un gol de potrero, con la esencia de tantos pibes argentinos que juegan con las zapatillas rotas y las rodillas peladas.

Arrancó el Kun con un cambio de ritmo tremendo, se le dejó a Messi. Con un guante en el pie, la Pulga habilitó a Di María, quien volaba por la izquierda. El ex Central metió un pase al área chica para que el Kun la empujara y le pusiera el moño a una jugada hermosa.

Argentina, después de estudiar a su rival, de medirlo una y otra vez, sacó dos derechazos noqueadores y dejó a Uruguay contra las cuerdas.

El Malvinas era una panzada de fútbol.

Para cerrar una noche imposible de olvidar, como cuando esa piba de ensueño te da bola, Messi, una vez más, nos hizo más felices. Hermoso tiro libre para poner el 3 a 0.

Cuesta encontrar palabras que expliquen lo que ese jugador, que parece que siempre anda en otra, colgado, en su mundo, inventa adentro de una cancha de fútbol.

Vimos acá, en nuestro Malvinas, lo que Messi hace cuando tiene ganas. Vimos cómo frota la lámpara y alegra corazones.

La Pulga brilló para un contundente 3 a 0 a Uruguay.

Pasó en Mendoza, aunque cueste creerlo.

Pasó esta noche, que ojalá dure por siempre.

Pasó Messi.

Y no se puede decir nada más.

Opiniones (1)
13 de diciembre de 2017 | 21:59
2
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 21:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. GRANDE LIO. LA SELECCION HOY FUE UN BALET DE FUTBOL. QUE LINDO. VAMOS ARGENTINA, CARAJO!!!!!!!!!!!!!!!!!
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho