Se incendió un dormitorio y un bebé está muy grave

Uriel, un pequeño de 11 meses, estaba durmiendo en una cucheta mientras sus tíos lo cuidaban. Ocurrió esta mañana en San Roque, Maipú. Al parecer, cerca de la cama había una estufa que causó el fuego. El material incinerado dañó principalmente la cara y los brazos del niño, quien esta internado en terapia intensiva del Notti.

Un bebé de 11 meses está grave tras permanecer por unos minutos en un dormitorio que se estaba incendiando. El trágico hecho ocurrió esta mañana en San Roque, Maipú. El pequeño está internado en terapia intensiva del Hospital Humberto Notti.

Uriel Tello estaba durmiendo en la parte inferior de una cucheta, en su casa ubicada en el barrio Bajo Flores. El bebé estaba siendo cuidado por la tía y su pareja pues la madre había salido a realizar unos trámites.

Mientras el niño estaba en el dormitorio, la tía salió un rato de la casa y su pareja estaba en el jardín cuando comenzó a ver el humo que salía desde la habitación. Rápidamente, el hombre corrió a socorrer a Uriel.

Sin embargo, los minutos que el niño permaneció allí fueron suficientes para que el material incinerado que se desprendía de la cucheta cayera sobre el cuero cabelludo, cara y brazos del pequeño, produciéndole graves lesiones.

Al parecer, el fuego se causó por una estufa que estaba cerca de la cucheta donde estaba el bebe.

En tanto que el dormitorio registró daños totales, el niño fue trasladado al hospital Perrupato. Pero, debido a la gravedad de sus quemaduras, fue derivado al Notti.

En el hospital pediátrico los médicos constataron que Uriel tiene el 34% de su cuerpo con quemaduras del tipo A y B. Su vida corre peligro por lo que el pequeño continúa en terapia intensiva.
Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 03:14
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 03:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho