Trece días que pusieron al mundo al borde de la guerra nuclear

En 1962, el mundo estuvo a punto de vivir una catástrofe. La llamada Crisis de los Misiles en Cuba, puso a Estados Unidos y Rusia al borde del enfrentamiento nuclear. Aquí, una cronología de aquellas infaustas jornadas, que pusieron al mundo al borde del abismo. Y la decisión de un marino ruso de no lanzar un decisivo misil. 

La Crisis de los Misiles en Cuba tuvo al mundo en vilo durante 13 días en octubre de 1962, con Estados Unidos y la Unión Soviética al borde del conflicto nuclear en uno de los puntos álgidos de la Guerra Fría.

La crisis se gestó durante varios meses y se cerró definitivamente a comienzos de noviembre con la retirada de los misiles soviéticos. La "Operación Anádir" de instalación de bases militares en Cuba había empezado en julio y los estadounidenses habían descubierto los primeros indicios en agosto de 1962. Los días más tensos, sin embargo, fueron las casi dos semanas posteriores al 14 de octubre.

Aviones espías estadounidenses U-2 fotografiaron ese día rampas para misiles de medio y largo alcance SS-4 y SS-5 cerca a San Cristóbal, en la provincia de Pinar del Río, en el occidente de Cuba. El descubrimiento desencadenó la crisis:

- 15 DE OCTUBRE: Al analizar las imágenes captadas un día antes por los U-2, expertos de la CIA descubren las rampas para misiles SS-4. El consejero de Seguridad Nacional, McGeorge Bundy, decide informar al presidente John F. Kennedy a la mañana siguiente.

- 16 DE OCTUBRE: Kennedy crea un Comité Ejecutivo extraordinario (ExComm) para afrontar la crisis, compuesto por 16 altos asesores y él mismo. En conversaciones secretas se debate la posibilidad de realizar un ataque aéreo o una invasión. Kennedy ordena más vuelos de espionaje con aviones U-2. El secretario de Defensa, Robert McNamara, propone un bloqueo naval a Cuba.

- 17 DE OCTUBRE: Nuevos vuelos de espionaje con U-2. Las imágenes aéreas apuntan a la existencia de entre 16 y 32 misiles SS-4 y SS-5 con un alcance de hasta 4.500 km., capaces de alcanzar Washington y otras grandes metrópolis estadounidenses. También se descubren bombarderos soviéticos del tipo Ilyushin IL-28.

- 18 DE OCTUBRE: El ministro de Exteriores soviético, Andrei Gromyko, realiza una visita a Kennedy planeada con anterioridad. No se discute el descubrimiento de los misiles en Cuba, que Kennedy prefiere mantener en secreto. Altos mandos militares estadounidenses abogan por ataques aéreos y una invasión militar. Kennedy se muestra más favorable al bloqueo naval.

- 19 DE OCTUBRE: Kennedy mantiene sus planes en secreto y pide a su hermano Robert "Bobby" Kennedy que consiga apoyos para el bloqueo naval en el ExComm. El comité busca soluciones para la crisis en dos grupos: Los "hawks" ("halcones") abogan por el ataque aéreo, mientras los "doves" ("palomas") defienden la propuesta del bloqueo naval.

- 20 DE OCTUBRE: "Bobby" Kennedy consigue que el ExComm se decante por el bloqueo e informa al presidente, que vuela a Washington desde Chicago.

- 21 DE OCTUBRE: Expertos del Tactical Air Command de Estados Unidos detallan que un ataque aéreo no conseguiría posiblemente destruir todos los misiles soviéticos. Kennedy autoriza el bloqueo naval. Por la noche habla por teléfono con "The New York Times", "The Washington Post" y "The New York Herald Tribune" para anunciarles un importante mensaje a la nación al día siguiente.

- 22 DE OCTUBRE: La Crisis de los Misiles se da a conocer al mundo. Kennedy anuncia el comienzo del bloqueo naval para el 24 de octubre. El presidente estadounidense exige al líder soviético, Nikita Jruschov, la retirada de los misiles y amenaza con un ataque nuclear en caso de agresión. Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos son puestas en alerta (Defense Condition 3), los barcos de guerra se preparan para tomar posición alrededor de Cuba. Kennedy informa a los gobiernos de Reino Unido, Francia, Alemania y Canadá del bloqueo. Washington activa también a la OEA y a la ONU.

- 23 DE OCTUBRE: Jruschov declara que no acepta el bloqueo naval y asegura que los misiles en Cuba están destinados sólo a la defensa. La OEA aprueba el bloqueo estadounidense, que Washington llama oficialmente "cuarentena" para evitar el argot militar. China anuncia su apoyo al "pueblo cubano".

- 24 DE OCTUBRE: El bloqueo naval empieza a las diez de la mañana hora de Washington. Moscú no cede en su posición y anuncia que cualquier "acto de piratería" conducirá a la guerra.

- 25 DE OCTUBRE: Duelo verbal entre el embajador soviético ante Naciones Unidas, Valerian Zorin, y el estadounidense, Adlai Stevenson, durante una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York. Washington presenta por primera vez en público fotos de las instalaciones nucleares soviéticas en Cuba.

- 26 DE OCTUBRE: La Unión Soviética continúa con los trabajos en las instalaciones en Cuba pese al bloqueo. El ExComm debate sobre posibles medidas militares. Jruschov envía una misiva a Kennedy en la que le propone retirar los misiles si los estadounidenses descartan una invasión militar de la isla. Kennedy acepta.

Fidel Castro pide a Jruschov en una carta ser los primeros en lanzar un ataque nuclear contra territorio norteamericano en caso de que Estados Unidos invada Cuba. En una misiva enviada al "querido camarada Castro" tres días tras el final de la crisis, el líder soviético rechaza la propuesta como "incorrecta": "No hubiera sido un simple golpe, sino el comienzo de una guerra mundial termonuclear".

- 27 DE OCTUBRE : "Sábado negro" de la crisis y solución de última hora. Baterías antiaéreas derriban un U-2 estadounidense sobre territorio cubano, el piloto Rudolf Anderson muere. Kennedy prohíbe un contraataque militar y se declara dispuesto a más negociaciones. Un destructor norteamericano obliga antes a emerger a un submarino soviético B-59 con el lanzamiento de una granada. El submarino lleva armamento nuclear. El oficial soviético Vassili Arkhipov se niega a disparar un torpedo que habría desencadenado la guerra.

Nueva carta de Jruschov a Kennedy en la que el líder soviético propone la retirada de los misiles a cambio de un compromiso de Estados Unidos de no atacar Cuba y de retirar sus misiles Júpiter de Turquía. Encuentro entre "Bobby" Kennedy y el embajador soviético en Estados Unidos, Anatoli Dobrynin. John F. Kennedy envía el mensaje de que está dispuesto a retirar los misiles de Turquía, aunque no informa de ello al ExComm. Dobrynin transmite la noticia inmediatamente al Kremlin. Por la noche Jruschov acepta el acuerdo.

Radio Moscú anuncia al día siguiente públicamente la retirada de los misiles a cambio de que Estados Unidos se comprometa a no invadir Cuba. La retirada de los misiles de Turquía, también parte del acuerdo, se mantiene en secreto. Fuera del acuerdo entre Kennedy y Jruschov, alcanzado sin consultar a La Habana, quedan las exigencias de Fidel Castro de que Washington se retire de la base militar de Guantánamo y que levante al embargo contra la isla. El acuerdo bilateral entre las dos potencias enfurece a Castro.



Fuente: Dpa.
En Imágenes