Deportes

El conflicto entre los dueños del Liverpool volvió a estallar en público

Gillett también prometió que nunca le venderá a Hicks su mitad de las acciones del popular club inglés, aunque Hicks está empeñado en tener el control total del equipo haciéndole una ''oferta atractiva'' a su socio.

El conflicto entre los dueños estadounidenses del Liverpool volvió a estallar en público el jueves cuando George Gillett Jr. le pidió a Tom Hicks que deje de causar problemas.

Poco antes, Hicks lanzó dardos en una entrevista hacia el director ejecutivo del club, Rick Parry, y el rumbo que lleva el equipo.

Liverpool está en las semifinales de la Liga de Campeones, donde se enfrentará con Chelsea.

''Me entristecen los más recientes comentarios de Tom Hicks'', dijo Gillett en un comunicado desde Vail, Colorado. ''Si Tom quería una discusión seria para ayudar al club, debería presentar sus puntos de vista ante la junta''.

Hicks expresó sus preocupaciones primero en declaraciones provistas a la AP el domingo, y el jueves en una entrevista con un canal británico de Sky TV.

''Aquí estamos a unos pocos días de un partido vital por las semifinales de la Liga de Campeones y Tom ha vuelto a crear problemas con sus comentarios públicos'', dijo Gillett. ''Tom debería dejar de hacerlo. El sabe que Rick Parry tiene mi apoyo y que ventilar sus comentarios de esta manera no cambiará mi postura''.

Hicks reconoció que su relación con Gillett es ''intolerable''.

''Tuvimos una buena luna de miel pero, con el correr del tiempo, ha habido problemas, principalmente el del estadio'', indicó Hicks. ''Si George no vende (las acciones), porque yo no voy a vender, entonces vamos a seguir en esta situación que estamos ahora. Es complicado, pero va a ser así aunque no puedo obligar a George a aceptarlo''.

Hicks siguió con su campaña para sacar a Parry del cargo al tildar su liderazgo como un ''desastre'' y culpándolo por las demoras para construir un estadio nuevo y no tener éxito en el mercado de jugadores.

Parry, quien ha sido el director ejecutivo del club durante 10 años, no se mostró preocupado por los comentarios de Hicks.

''Es la junta la que tiene que pedir mi renuncia, y no lo ha hecho'', comentó Parry a la BBC Radio.

Gillett y Hicks compraron al Liverpool por 431 millones de dólares en marzo de 2007. El acuerdo incluía un compromiso para pagar una deuda de 89 millones de dólares y construir un estadio con capacidad para 60.000 personas.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|07:01
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|07:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016