En San Rafael, el cliente puede cosechar las frutas y hortalizas que desee comprar

La propuesta salió a través del proyecto “Granjas Comunitarias”. Un grupo de familias, apoyadas por la comuna, vive en casas con dos huertas. De esta manera pueden tener su propia producción que es vendida a precios muy accesibles para el consumidor.

Para las amas de casas muy exigentes con las frutas y hortalizas, en San Rafael no sólo puede asegurarse el buen precio sino que también puede cosechar los productos que quiere llevar.

Esto es posible a través del proyecto de “Granjas Comunitarias”, por el cual un grupo de familias tiene casa con huerta propia y permite que los clientes, compren la producción a precios accesibles. Asimismo, pueden cosechar la fruta u hortaliza de su preferencia. Sólo basta calzarse el guante.

Las granjas fueron ideadas por Chafí Félix, padre del actual intendente, Omar, hace tres años y la propuesta es apoyada por la Dirección de Promoción Económica de la Municipalidad de San Rafael.

Mediante la iniciativa, las familias viven en casas construidas por el IPV en la zona de la Isla del Río Diamante. Las viviendas tienen la particularidad de contar con dos hectáreas de tierra para su cultivo. Allí se venden tomates, choclos, chauchas, berenjenas, zapallitos, melones, sandías, y duraznos.

“Las granjas productivas son un ejemplo de que, más allá de cualquier realidad que le toque vivir un país o una provincia, se puede afrontar la adversidad con opciones productivas y comunitarias”, destacó Mario Gallart, responsable del emprendimiento.

“Es increíble, nos dijeron que acá se vendían verduras más baratas, y cuando llegamos nos invitaron a retirar de la planta los zapallitos que más nos gustaban”, aseguraron Elsa y Raúl, dos turistas de Buenos Aires, en sus últimos minutos de estadía en el departamento sureño. Mientras que la hija de ambos, Brenda (8) trataba de sostener una sandía que había cosechado.

Los precios son siempre más económicos que los de los supermercados y puestos ambulantes: tres choclos cuestan 1 peso, el atado de acelga 2 pesos y el kilo de tomate apenas $1.

La cosecha de hortalizas y la provisión de guantes es gratuita y un gesto de buena voluntad. Los valores por cantidad, son aún mucho más accesibles.

Un productor, Gustavo García mostraba con orgullo, para la cámara de fotos, un zapallo coreano de gran dimensión. “Todo está tratado con rigurosas medidas de higiene, me hace feliz cosechar lo que siembro y disfrutar de la bondad de esta tierra.”
Opiniones (2)
19 de noviembre de 2017 | 10:35
3
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 10:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. hola amigos me llamo carlos de san luis y realmente felicito esta iniciativa!!
    2
  2. Qué buena idea, ojalá muchos la copien. En cuanto vaya a San Rafael pasaré por allí. Felicitaciones.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia