Expectativa mundial: podrían subir las acciones norteamericanas

Wall Street se encamina a otra semana volátil, pero los inversores podrían recibir un respiro si se mantiene la calma que generaron las inyecciones de liquidez de la Reserva Federal de Estados Unidos y una sorpresiva baja de su tasa de descuento.

El viernes Wall Street cerró con un 1,08% positivo.

Lo que más preocupa es la aparición de más noticias que apunten a turbulencias en el mercado de hipotecas.

Durante esta semana se conocerán una serie de indicadores económicos, entre los que se incluyen la venta de casas de segunda mano y cifras preliminares del crecimiento del Producto Interno Bruto durante el segundo trimestre, lo que arrojará luz sobre el estado de salud de la economía de Estados Unidos.

Sin embargo, lo clave para Wall Street será lo que los datos digan sobre una posible baja de la tasa de interés de referencia de la Fed, en momentos en que la debilidad del sector de viviendas alimenta el riesgo de que la mayor economía del mundo caiga en una recesión.

Pero, pese a los pronósticos de calma, gestores de fondos y analistas dicen que hay una sensación de que más sacudidas pueden venir debido a la debilidad de la industria inmobiliaria, lo que puede transmitirse al mercado y generar cautela entre los inversores antes del feriado del Día del Trabajo, que en Estados Unidos se celebra el 3 de septiembre.

El volumen probablemente será más bajo de lo normal, porque muchos operadores están de vacaciones y otros reducirán su semana laborable para aprovechar el último fin de semana largo del verano boreal.

Sin embargo, lo que más preocupa, dicen gestores y analistas, son la aparición de más noticias que apunten a más turbulencias en el mercado de las hipotecas de alto riesgo.

"Si los consumidores pueden superar la situación del mercado de hipotecas de alto riesgo, entonces el mercado también la superará", dijo Jim Fehrenbach, jefe de operaciones en el Nasdaq de Piper Jaffray en Minneapolis.

El viernes, el promedio industrial Dow Jones subió 142,99 puntos, o un 1,08%, a 13.378,87 unidades. El índice Standard & Poor's 500 ganó 16,87 puntos, o un 1,15%, a 1.479,37 unidades.

El índice compuesto Nasdaq avanzó 34,99 puntos, o un 1,38%, a 2.576,69 unidades.

En la semana, el S&P 500 subió un 2,3%, su mayor ganancia porcentual desde el 25 de marzo. El Nasdaq, en tanto, avanzó un 2,9% (igualmente marcando su mejor semana desde el 25 de marzo) y el Dow ganó un 2,3% en su mejor semana desde el 22 de abril.

Durante esta semana, el calendario económico promete muchas cifras para digerir y podría haber sorpresas.

Los anuncios destacados de la semana incluirán el lunes los datos de ventas de viviendas de segunda mano de julio; el martes el índice S&P/Case-Shiller de precios de viviendas, junto con el índice de confianza de los consumidores del Conference Board de agosto y las ventas minoristas semanales.

El martes también se conocerán las minutas de la reunión de política monetaria más reciente de la Fed, del 7 de agosto, cuando mantuvo la tasa de fondos federales en un 5,25%.

El miércoles, se conocerán las cifras semanales de solicitudes de hipotecas, y el jueves el Gobierno publicará el informe preliminar del Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre, junto a datos semanales sobre los pedidos iniciales de subsidio de desempleo.

Los datos del viernes incluyen una lectura de los ingresos y gastos personales de julio, que contiene un indicador clave para la Fed: el índice de precios estructural de gastos de consumo personal (PCE por su sigla en inglés), que excluye los precios volátiles de alimentos y la energía.

El viernes, también se dará a conocer la lectura de la actividad empresarial de agosto en la región central de Estados Unidos, de la Asociación de Gerentes de Compra de Chicago, y se publicarán las estadísticas de pedidos a fábricas estadounidenses en julio.
Opiniones (0)
19 de enero de 2018 | 03:47
1
ERROR
19 de enero de 2018 | 03:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos