La modernidad líquida en formato de diario

Vida personal e intelectual se funden en "Esto no es un diario", la flamante obra del pensador Zygmunt Bauman que recorre la agenda temática de la última década, desde la política y el 11-S, hasta el consumo, la inmigración, la crisis económica europea y el impacto de las redes sociales.

Bajo un título que funciona como tributo a la famosa obra del artista belga René Magritte, "Esto no es una pipa", el filósofo de 87 años vincula teoría y práctica en este puñado de trabajos que trazan una cartografía minuciosa de las problemáticas que acechan al mundo contemporáneo.
"Soy incapaz de pensar sin escribir... Supongo que, antes que escritor, soy lector: hay toda una serie de retazos, fragmentos, partes y pedazos de ideas que pugnan por nacer, cuyos fantasmagóricos espectros se arremolinan, se amontonan, se condensan y se disipan una y otra vez, y que solo al ser captados y atrapados por nuestros ojos, podemos inmovilizar, fijar y acotar dentro de unos contornos", apunta Bauman.

"Y deben escribirse uno detrás de otro para que la idea -redondeada hasta encajar dentro de unos mínimos tolerables- nazca por fin, o para que, en caso contrario, sea abortada o -si ha llegado ya muerta a este mundo- enterrada para siempre", acota.

Bauman arrancó la escritura de esta bitácora el 3 de septiembre de 2010 y desde entonces analizó a lo largo de seis meses el declive de la economía europea, que atribuye al "exceso y el despilfarro" de un sistema consumista que ha dejado como saldo "un enorme daño colateral y un número de víctima colaterales aún mayor".

En "Esto no es un diario", publicado por Paidós, el pensador sostiene que la gravedad de la crisis tal vez sea el resultado de la intensidad de la desregulación, aunque la dureza y la acritud de sus efectos humanos continúan estando firme y tenazmente controladas por el factor de clase.

El pensador abre fuego contra la gestión del ex presidente francés Nicolas Sarkozy y su política inmigratoria, a la vez que confiesa su admiración por el escritor portugués José Saramago y los filósofos Jurgen Habermas y Richard Rorty.

Bauman es una de las figuras claves del pensamiento social actual. Con una obra que abarca desde las cuestiones éticas hasta la cultura y la política, sus libros se concentran en el aquí y ahora: violencia e indiferencia moral, globalización, consumismo, política e individualismo, son algunos de sus tópicos trabajados.

Nacido en Poznan, Polonia, en 1925, el pensador abandonó su país natal frente al ascenso del nazismo debido a su ascendencia judía y cuando terminó la Segunda Guerra Mundial regresó a Polonia para trabajar en la Universidad de Varsovia.

Escrito después de haber abordado cuestiones centrales de la modernidad como el problema como la transformación de la idea del amor ("Amor líquido") o de la frustración provocada por el hiperconsumo ("Vida de consumo"), "Esto no es un diario" se aparta por momentos de la reflexión política para pensar sobre las formas de solidaridad, específicamente sobre la manera de percibir a los demás y relacionarse con el contexto.

Bauman, que al momento de iniciar la escritura del libro acababa de perder a Janina -su referente ético y la madre de sus tres hijas- se explaya también en esta obra sobre las oportunidades e itinerarios vitales y las formas en las que las personas intentan controlar, o al menos influir, sobre lo que acontece alrededor.

El sociólogo, ganador en 2010 del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades junto a Alain Touraine, prolonga en estos textos sus apreciaciones sobre el pasaje de una modernidad productiva a una modernidad líquida en la que tras la crisis de la socialdemocracia, el “estado de bienestar” se torna insostenible.

Bauman considera que el signo del actual capitalismo es la vinculación entre el producto y el consumidor, en un escenario atavesado por el exceso y el derroche que otorga al consumo una centralidad política y social incuestionable.

La brevedad, la fragilidad, la fugacidad e incertidumbre propias de una época caracterizada por la "liquidez" moderna son, según el sociólogo polaco, factores que definen las complicaciones a la hora de construir un proyecto sin fin.

“Forastero de la cabeza a los pies y hasta la médula”, se caracteriza el sociólogo que a manera de confesión final ata su destino al del escritor H. G. Wells, al que se siente unido "en su sentido de la vocación y en su determinación de llevar a cabo su misión”.

Fuente: Télam

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|11:58
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|11:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic