Cuatro nuevos casos de violencia escolar en varias provincias

Un alumno fue apuñalado, otro golpeado y un tercero asistió armado a clase, mientras una maestra fue agredida por un padre, en cuatro casos de violencia escolar registrados en las últimas horas en Entre Ríos, La Plata, Santiago del Estero y San Juan.

El primero de los casos, que se añadieron a una larga serie de incidentes preocupantes difundidos en todo el país desde el comienzo de clases, ocurrió en una escuela de Paraná, en Entre Ríos, cuando un alumno de 18 años fue apuñalado por un compañero.

Según indicó el Canal Once local, el incidente se produjo ayer durante una pelea en la que intervinieron varios alumnos de la Escuela Estrada, situanda en la calle Laurencena.

La pelea se originó en los baños y terminó en la entrada del establecimiento, donde se enfrentaron dos grupos antagónicos. El joven herido, llamado Fabio, debió ser intervenido quirúrgicamente en el hospital San Martín y luego internado en una sala de terapia intermedia.

El director de la escuela, Cristian Daganutti, minimizó el incidente y aseguró que "hubo un problemita dentro de la escuela, donde se pelearon y nada más. Y un chico resultó con un raspón".

Sin embargo, la Policía local admitió que el joven fue agredido con una arma blanca y señaló que se investiga si la misma fue llevada al colegio por la misma víctima.

En tanto, un hombre denunció a la Justicia que su hijo de 12 años fue atacado a golpes en medio de una clase de matemática por un compañero, en una escuela de la localidad platense de Abasto.  Según el denunciante, Luis Pucheta, de 44 años, el hecho se produjo el martes pasado en la Escuela 26 "Magdalena Güemes de Tejada", situada en 207, entre 636 y 526 bis, ante la mirada de la maestra, "que no hizo nada", de acuerdo con lo señalado por el padre del menor.

Pucheta aseguró en su exposición ante una fiscalía local, que por los golpes recibidos en el rostro, su hijo ecibió varias escoriaciones en el maxilar superior izquierdo. También recibió varios hematomas cerca de los ojos, por lo que el chico sufrió una dificultad leve en la visión.

Tras ser derribado a puñetazos, el chico, además, recibió varias patadas en la espalda. Pucheta indicó que el agresor tiene graves problemas de conducta y amenaza a los docentes con denunciarlos por "discriminación", según le confesaron en la escuela.

El hombre también se quejó porque desde la escuela no llamaron a una ambulancia y su hijo recién fue asistido cuando él mismo notó que estaba descompuesto y lo llevó al hospital local.

En Santiago del Estero, una docente denunció que recibió una patada y varios insultos de parte de un pastor evangélico al que le reclamó por haber llegado tarde a buscar a su hijo.

El incidente, que fue difundido hoy por el diario El Liberal,  se produjo el lunes pasado en la Escuela Manuel Láinez, del barrio Agua y Energía de la localidad de La Banda, y terminó con el supuesto agresor, un hombre de 50 años, detenido.

Según la denuncia de la docente, de 40 años, en la comisaría 15, que tiene jurisdicción en la zona, fue insultada y agredida con una patada por el hombre.

Sin embargo, el médico legista no constató la lesión e inclusive se negó a darle el día de reposo. No obstante, el religioso, que después se comprobó que tenia antecedentes penales, fue detenido por el incidente, que protagonizó ante varios testigos.

Por último, en la escuela EPET número 7 de Rivadavia, San Juan, un chico de 13 años asitió al establecimiento armado con un revólver calibre 32 y lo exhibió ante sus compañeros.

Uno de los alumnos avisó a las autoridades del colegio y el chico fue demorado por efectivos de la Policía, mientras que en el caso tomó intervención el Juzgado de Menores de primera nominación.

Según indicaron autoridades de la escuela a medios locales, el chico llevaba el arma escondida en la cintura. El arma, que tenía poco uso y se hallaba en perfecto estado, se encontraba descargada y según se conoció en forma extraoficial, el alumno tenía cuatro cartuchos en sus bolsillos.

El adolescente habría aducido que encontró el revólver en un charco, camino a la escuela, mientras que su padre aseguró que no tenía ningún conocimiento sobre la misma.

En Rivadavia, el episodio se convirtió en el segundo de las mismas característcas en lo que va del año, ya que a fines de marzo sorprendieron a un chico de siete años con un arma en su mochila en la escuela Provincia de Catamarca, de la misma localidad.

En tanto, en Chimbas, cuatro jóvenes, que no pertenecían al establecimiento, fueron detenidos después de ingresar armados a clase.
Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 16:52
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 16:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes