Deportes

Pichot: "Comparto los mismos códigos que Riquelme"

En una charla con el portal Canchallena.com y al margen del rugby, Ficha habla de sus amistades del fútbol, su relación con Calamaro y por qué decidió escribir un libro.

Agustín Pichot nunca baja el ritmo en la charla. Como cuando era medio scrum en Los Pumas, el ex rugbier y actual empresario responde con soltura todas las preguntas. Luego de una primera parte intensa, en la que aceptó hablar sobre el escándalo en la UAR y el futuro de los Pumas en el Rugby Championship, Ficha se relaja y se entusiasma al hablar de "El juego manda", la biografía que publicó hace un mes sobre su paso por el rugby.

-¿Por qué lo escribiste? 

- Cuando me lo propusieron, hace 3 años, no estaba listo. Pero después decidí que estaba bueno contar mi historia para no terminar siendo una leyenda o un mito. Busco que la gente se dé cuenta que no tuve una vida especial ni fui un elegido, sino que me tocó tomar decisiones como a cualquiera.

-¿No te sentís un "elegido" del rugby? 

- No, busqué siempre desdramatizar el tema del "elegido". Si yo hice algo extraordinario, puede cualquiera. Hay una frase que siempre me gustó usar: 'Fui alguien simple que hizo algo extraordinario'. Eso está bueno. Pasé de Martínez a formar un equipo revolucionario dentro de la historia del rugby.

-En tu vida estuviste muy relacionado con gente del fútbol, ¿te parece hacer un ping pong de nombres y vos contás algo de cada uno? 

-Dale

-Santiago Solari... 

-Un tipo diferente, tenemos una forma de pensar literaria similar, nos gustan los mismos autores. Escribe muy bien, lo admiro intelectualmente. Compartimos Madrid, fue muy lindo.

-En el libro contás que una noche en el estudio de Calamaro, en Madrid, estuviste muy cerca de cosumir pastillas y él te salvó. 

-(Risas) El ni se enteró, el otro día se lo dije y no lo podía creer. No sé si me salvó de mandarme una cagada. Sí, de haber explorado otro lado, por ahí terminaba siendo un exitoso músico de rock, o en una canaleta tirado, no sé. La vida la vivo a quinta, pero trato de controlarla y no joder a nadie. Creo que las drogas me iban a llevar por un lugar que no quería. En ese momento no tenía hijas, no estaba casado, mi viejo se había muerto, habíamos salido quintos en el Mundial del '99, había empezado la "Pumamanía" y yo estaba en un lugar de rockstar total, con un rockstar de verdad, pero decidí que ese no era mi mundo.

- Entra al ping pong: Andrés Calamaro... 

-Con Andrés y Santi Solari nos juntábamos a comer mucho en Demaría (un restaurante de Madrid, que parece un reducto argentino). Mucha filosofía, cada uno en su mundo de locura. Andrés estaba loco, en un momento de introspección tremenda. Fue cuando hizo el Salmón. Ustedes conocen el que se editó, yo iba a su casa y me ponía todos los temas que no salieron. El pibe es un genio total, había canciones increíbles. Es un tipo brillante culturalmente, tiene una profundidad intelectual violenta. Hablábamos mucho de Sartre, yo tuve una época en que fui muy existencialista y con él hablábamos de eso, de Dalí, de todo.

-También tuviste relación con Verón y Sorín en la época en que estaban peleados. 

-Fueron muy respetuosos y nunca me hablaron de su pelea. Con Sebastián tengo una afinidad muy especial, yo estuve en su primer paso por Inglaterra, en Manchester. Conocí a su familia, su forma de pensar. Fue uno de los primeros grandes líderes que conocí del fútbol, el primero que me hizo notar las diferencias entre fútbol y rugby. Pasamos momentos muy divertidos. Y después me fui a Villarreal con Juampi y nunca hablamos del tema de Verón, cero conventilleros los dos. Y ahí conocí a a Román.

-Contanos algo de Riquelme. 

- Con Román, sigo hablando hasta hoy. Es un tipo con los códigos del fútbol y del deporte muy marcados. Muchos de los códigos los comparto y los entiendo. Pasa que el mundo Boca, el mundo Palermo vs. Riquelme es difícil, pero es normal, los conflictos siempre aparecen donde hay dos personas con carácter fuerte.

-Y Maradona... 

-Diego es uno de mis pocos ídolos deportivos. Conmigo tuvo gestos muy lindos, absolutamente desinteresado. Yo con Diego la mejor. Obviamente me mantengo ajeno a su pelea con Román, Diego es Diego, no te lo voy a explicar yo, la locura, la racionalidad y lo temperamental que es. No son íntimos amigos míos. Me encantaría acercarlos, pero no puedo.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 13:44
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 13:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María