Deportes

España ya no depende de Nadal: el equipo B también triunfa

Con una producción tenística extraordinaria del equipo europeo en el último lustro, la Roja volvió a clasificarse para una final de Copa Davis y defebderá el título de 2011, pero esta vez sin el mejor jugador de la historia española.

Cuando en diciembre de 2011, Rafael Nadal daba casi por desmontado el equipo de Copa Davis que había dominado la competición en el último lustro, nadie parecía esperar que España pudiera defender su título un año después.

Sin embargo, Alex Corretja supo formar una "España B" que el domingo se metió en su cuarta final en los últimos cinco años (contra República Checa) sin contar en ningún partido con el ex número uno del mundo.

"Mi grupo de Copa Davis ha funcionado muy bien, ha sabido tener paciencia. Han entrado jugadores nuevos", explicó el capitán, que cuando accedió al cargo este año en sustitución de Albert Costa se encontró con la difícil tarea de construir un equipo casi desde cero.

"Quítate la careta", le dijo Nadal a David Ferrer en diciembre cuando éste, comedido, hablaba de "fin de ciclo" en la rueda de prensa posterior a la victoria de España en la final de Sevilla contra Argentina. El cuarteto formado por los dos "top 10", Fernando Verdasco y Feliciano López se desarmaba.

Un día después, el futuro del equipo español de Davis aún parecía complicarse más con las palabras de Nicolás Almagro, el hombre destinado a tomar el relevo.

"Tengo serias dudas de que pudiera ser convocado al equipo incluso renunciando las 400 primeras raquetas nacionales", escribió en su twitter. Almagro alegó que su "confianza" había sido "minada" por no haber sido convocado a la Davis desde julio de 2009.

"No me arrepiento de lo que dije. No falté a nadie al respeto. Dije cómo me sentía", explicó el domingo Almagro, que en el Abierto de Australia tuvo una larga charla con Corretja, al que explicó su frustración por haber sido olvidado incluso en los mejores momentos de su carrera, en tierra y en España.

En Melbourne empezó a fraguarse la "España B", un equipo que, en principio, debía servir como transición hacia un nuevo ciclo. "Era empezar de cero. Empezar un equipo que buscaba estar otra vez en la cima del tenis mundial", contó Almagro. "Así que está todo olvidado".

El número 12 del mundo se puso al frente del grupo que derrotó 5-0 a Kazajstán en la primera ronda. Entonces, Corretja tuvo que recurrir incluso al veterano Juan Carlos Ferrero, que este fin de semana fue homenajeado en Gijón tras el anuncio de su inminente retirada.

"Para mí era muy importante que Nico supiera que era un jugador importante para el equipo", dijo el capitán. "Es una persona temperamental, pero ha sabido mantener sus nervios con frialdad y durante el año se ha sacrificado por el bien del equipo".

En cuartos de final, Corretja dio un golpe de timón que se mostró clave. Apeló a su vieja amistad y convenció a Ferrer para que regresara al equipo como el número uno. "Me motivaba compartir este año con Alex y José María Arenas (el segundo capitán) por la relación que tengo con ellos", reveló el número cinco del mundo, que ganó los cuatro puntos que disputó este año y suma 16 duelos imbatido sobre arcilla en Davis.

"Yo soy un jugador de equipo. No sé lo que me queda de carrera, pero me quería exprimir al máximo en la Copa Davis", admitió el tenista de 30 años.

Para acompañar a Almagro y Ferrer, Corretja parece haber consolidado una pareja de dobles en Marc López y Marcel Granollers, que este año ganaron dos títulos y fueron cuatro veces finalistas.

Nadal renunció a la Davis tras ganar el título en 2011, pero después de perderse los Juegos Olímpicos y media temporada por una lesión de rodilla, la idea de regresar a tiempo para la final de la Davis, del 16 al 18 de noviembre, se instauró en el ambiente como una posibilidad.

La pista rápida que espera a España en República Checa no favorece sus rodillas. Y con la final unas semanas antes de lo habitual, el tiempo sería muy justo. No obstante, ningún jugador -ni siquiera Almagro- se atreve a cuestionarlo. Corretja no quiere decir ni que sí ni que no. Pero el equipo creció sin Nadal y parece preparado para afrontar la final sin él.
Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 13:20
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 13:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes