Deportes

España es nuevamente finalista de la Copa Davis

David Ferrer metió hoy a España en su cuarta final de la Copa Davis en los últimos cinco años al derrotar al estadounidense John Isner por 6-7 (3-7), 6-3, 6-4 y 6-2 en Gijón y poner el definitivo 3-1 en el marcador. España jugará por el título en Argentina o República Checa.

David Ferrer metió hoy a España en su cuarta final de la Copa Davis en los últimos cinco años al derrotar al estadounidense John Isner por 6-7 (3-7), 6-3, 6-4 y 6-2 en Gijón y poner el definitivo 3-1 en el marcador.

España jugará por el título en Argentina o República Checa, contendientes en Buenos Aires de la otra semifinal del torneo por naciones.

La victoria en la cancha del parque Hermanos Castro de Gijón, en el norte de España, es una constatación más de que, con o sin Rafael Nadal, España es el equipo más poderoso del tenis en la actualidad.

Su triunfo ante Estados Unidos es el tercero consecutivo sobre el equipo más laureado de la competición con 32 títulos. En casa, sobre su adorada arcilla, España parece sencillamente imbatible. Nadie lo ha conseguido desde hace 13 años.

La de hoy es la victoria consecutiva número 24 como local. Sobre el polvo naranja, la cifra se eleva a 26. Desde que en 2000 levantara su primera Davis, con un equipo en el que estaba el hoy capitán, Alex Corretja, España ha ganado cinco títulos y ha jugado seis finales.

Las estadísticas personales no son menos aplastantes que las colectivas. Ferrer, que se ha erigido en líder del equipo ante la ausencia del lesionado Nadal, lleva 16 victorias seguidas sobre arcilla en Copa Davis. Aún no sabe lo que es la derrota sobre esa superficie.

La cifra es exactamente la misma que tiene sobre tierra en singles del gran totem español: Nadal. El número cuatro del mundo, que lleva tiempo alejado de las canchas por una lesión de rodilla, renunció el año pasado a jugar la Davis 2012.

También lo hizo Ferrer, pero Corretja, que llega a la final en su primer año como capitán, lo convenció para regresar en los cuartos de final.

A Gijón llegó el lunes, después de jugar el fin de semana las semifinales del US Open en las canchas duras de Nueva York. Pero el número cinco del mundo es un seguro de vida. Sufrió ante Sam Querrey el viernes y arrancó, como el cielo gijonés, algo nublado ante Isner.

El gigante de 2,06 metros llegó a España como la gran esperanza visitante. Ganó a Roger Federer en Suiza y a Jo-Wilfried Tsonga en Francia, ambos sobre arcilla. Pero en semifinales se encontró con los "terrícolas" españoles.

El viernes exigió a Nicolás Almagro hasta un quinto set y hoy parecía dispuesto a otro maratón ante Ferrer tras ganarle el primer parcial en 62 minutos de juego.

Mientras estuvo fresco, Isner se mantuvo en la pelea, pero las más de cuatro horas de partido ante Almagro empezaron a pesar conforme el sol asomaba por las nubes. Y si la precisión del norteamericano con su servicio disminuye, se convierte en un jugador muy vulnerable.

Hoy se quedó en 16 aces (ocho de ellos en el primer set) y un 68 por ciento de puntos ganados con su primer servicio, menos que el menudo Ferrer, que le había superado en tres de los cuatro duelos anteriores, todos sobre pista dura.

Al tiempo que Isner bajaba, el motor del español empezó a carburar y el partido se inclinó definitivamente. Tras 2:59 horas de juego, un revés al pasillo de Isner terminó con el duelo y con la semifinal. No hizo falta quinto partido. España defenderá título en Buenos Aires o Praga.
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 04:02
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 04:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'