Deportes

Copa Davis : Berlocq perdió con Berdych y Argentina quedó eliminada

El tenista argentino cayó ante el número seis del mundo 6-3, 6-3 y 6-4, en el cuarto punto de la serie semifinal entre Argentina y República Checa. De esta manera, el equipo europeo se metió en la final de la Ensaladera y jugará ante España.

Argentina sumó una frustración más a su fatídica historia en la Copa Davis, al caer eliminada como local ante la República Checa por 3-1 en las semifinales del Grupo Mundial 2012, derrota que se gestó entre viernes y sábado, pero se consumó hoy con la previsible caída de Carlos Berlocq ante Tomas Berdych.

Berlocq, 45to. en el ranking mundial de la ATP, volcó todo su esfuerzo en la cancha, no se guardó nada, pero no alcanzó para evitar una derrota clara ante Berdych, sexto tenista del mundo, que se impuso con comodidad por 6-3, 6-3 y 6-4 al cabo de dos horas y 45 minutos, ante unas 14.000 personas que alentaron sin parar en el estadio Mary Terán de Weiss, en Villa Soldati.

Argentina había comenzado la serie con el pie derecho el viernes con el triunfo de Juan Martín Del Potro (8) sobre Radek Stepanek (40) por 6-4, 6-4 y 6-2, pero luego igualó el equipo europeo merced a la victoria de Berdych ante Juan Mónaco (11) por 6-1, 4-6, 1-6, 6-4 y 6-4.

La semifinal comenzó a inclinarse en favor de los checos ayer con el triunfo en el dobles de Berdych y Stepanek sobre Berlocq y Eduardo Schwank en sets corridos por 6-3, 6-4 y 6-3, y hoy llegó la derrota previsible desde el momento que Del Potro decidió no salir a la cancha escudado en la tendinitis que padece en su muñeca izquierda.

Entonces, Argentina, que hace cuatro meses estaba exultante luego de haber vencido a Alemania y Croacia, y planeaba una semifinal favorable con Del Potro y David Nalbandian como estandartes, sufrió los desencuentros e infortunios que signaron históricamente su historia en la Davis y ahora verá por televisión la final entre checos y españoles.

La República Checa vino a Buenos Aires con un `top ten` como Berdych y un tenista en el tramo final de su carrera, Stepanek, de casi 34 años, y así y todo cantó `bingo` y jugará la final como local en Praga u Ostrava, entre el 16 y 18 de noviembre, ante el actual campeón España, que sin Rafa Nadal, igual despachó en Gijón a los Estados Unidos.

El capitán Martín Jaite, en su primer año en el cargo, repitió errores de conducciones anteriores y no fue el `bombero` que se anunció al momento de designarlo tras los desencuentros de la gestión anterior entre los tenistas y el ex capitán Modesto "Tito" Vázquez, al margen de la lesión de Del Potro, que a veces le permite jugar y a veces no, algo sugestivo.

Lo cierto es que Argentina, finalista en cuatro ocasiones, 1981, 2006, 2008 y el año pasado, debió salir a quemar las naves con Berlocq, quien un día después de su debut absoluto en la Davis, tuvo que ocupar el lugar del tandilense ante un rival en la cumbre de su rendimiento y que lo había vencido dos veces, en Miami 2011 y Copa Mundial de Dusseldorf de mayo pasado.

Berlocq, de todas maneras, mostró mucha actitud y planteó el partido con la misión de aguantar la pelota del checo, llevarlo a la red con drops y variar mucho los ritmos, algo que solo pudo hacer por momentos y durante el tramo inicial del partido.

El checo, reciente semifinalista del US Open, quebró el saque del argentino en el octavo geme del primer set, se adelanto 5-3 y luego lo definió con comodidad con su servicio.

Más allá de que el tenista de Chascomús mostró mucha actitud y estuvo muy prendido, mentalizado en la trascendencia del partido, su juego jamás incomodó al checo, dueño de una derecha muy pesada y una velocidad de pelota superior, que le permitió quebrar de nuevo en el segundo parcial, para adelantarse 2-1 y mantenerse cómodo hasta que definió por 6-3.

En el último y definitivo parcial, Berdych lució intacto en su juego y su físico, luego de haber acumulado los días anteriores seis horas y 39 minutos de juego entre su single ante Mónaco y el dobles del sábado.

El argentino intentó, buscó variar el juego y logró su primer quiebre del encuentro (había desperdiciado 10), lo que le permitió ponerse 3-4 y luego 4-4, pero finalmente claudicó ante la jerarquía del checo, a quien le bastó otro quiebre para cerrar por 6-4 y cantar victoria 3-1 y luego administró energías sabedor de que la victoria llegaría por decantación.

Fue digno lo de Berlocq, aunque no alcanza como consuelo para maquillar otro fracaso en la Davis, la asignatura pendiente del tenis argentino que quizá se salde algún día, cuando los intereses del capitán y los principales tenistas coincidan de una vez por todas y tiren todos para el mismo lado, un reclamo hasta ahora nunca atendido.
Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 01:11
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 01:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia