Deportes

Ronald Koeman debe ganarle al Getafe para continuar en su cargo

El holandés se juega todo mañana con el Valencia en la final de la Copa del Rey: la crisis del equipo sólo puede salvarse con un título que prolongaría la presencia del técnico en el banquillo hasta final de temporada.

En caso de derrota ante el Getafe, la consecuencia podría ser el despido fulminante.

El duelo de mañana en Madrid no será un partido más para Koeman, que vive en permanente agonía, como su equipo, como su club. El Valencia atraviesa una de las crisis más graves de su historia en una temporada en la que ha ocurrido de todo, y todo malo, excepto la final de mañana.

El Valencia comenzó la temporada con Juan Soler en la presidencia y Quique Sánchez Flores en el banquillo, pero ya no está ninguno de los dos. Soler le dio la presidencia a Agustín Morera y Koeman fichó por el Valencia el 31 de octubre.

El holandés dejó el PSV para iniciar su primera aventura en España como entrenador, que está transcurriendo con mucha pena y poca gloria. Porque el equipo ha pasado de luchar por la Liga de Campeones a pelear por mantenerse en Primera División. Ahora mismo está a cinco puntos del descenso y quedan seis jornadas para el final de la Liga española.

Koeman se ha ganado muchos enemigos y casi ningún amigo. Apartó del equipo a emplemas como Santiago Cañizares, David Albelda y Miguel Angel Angulo con razones nunca suficientemente explicadas, y sus decisiones deportivas tampoco encontraron el apoyo de una afición que ya manifestó que no le quiere. Koeman no fue solución en la Liga y los problemas no hicieron más que agravarse.

El holandés firmó por la actual temporada y dos más, pero casi nadie apuesta un euro por su continuidad. "Ganar la Copa no arregla la temporada", manifestó Morera en la víspera de la final ante el Getafe, unas declaraciones que se pueden entender como una crítica encubierta a Koeman, como un indicio del futuro lejos de Valencia que le puede esperar al entrenador.

Para completar este panorama, los tres jugadores apartados por Koeman no viajaron con el equipo y llegarán a Madrid mañana junto a familiares y amigos, algo que en la ciudad se ha calificado como "la última humillación".

Entre tanto, el equipo intenta abstraerse de tanto conflicto y el delantero David Villa propone recuperar la unidad perdida: "Se puede ganar estando juntos como equipo, peleando todo el partido y, más que nada, poner todo".

En cualquier caso, el Valencia -y su entrenador- se agarran a su buena trayectoria en la Copa del Rey, en la que eliminaron al Atlético de Madrid o Barcelona, entre otros.

"La temporada ha sido muy complicada en Liga, pero sigue siendo complicada y hemos jugado partidos de Copa del Rey en los que ha cambiado el equipo de una manera exagerada. Una final es lo que quiere jugar todo el mundo. En este caso nos ha tocado a nosotros, con todo lo que hemos pasado esta temporada, y nos viene muy bien. Una final es siempre especial", resumió David Silva.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|09:16
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|09:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes