El director del film antimusulmán está escondido
"La inocencia de los musulmanes" caricaturiza al profeta Mahoma y a raíz de esto una multitud de fanáticos enardecidos quemaron el consulado de EEUU en Libia, hecho en el que murió el embajador y otros tres estadounidenses.

Sam Bacile, el director de la película antimusulmana que desató los ataques contra la embajada de EEUU en Egipto y el consulado de Bengasi (Libia), en el que murieron el embajador y tres estadounidenses, se encuentra actualmente escondido, según el diario The Wall Street Journal.

Sin embargo y según informa otro diario estadounidense, El Atlántico, Sam Bacile no sería el verdadero nombre del cineasta. Incluso, tampoco sería de origen israelí como se le adjudica.

La versión de El Atlántico procede de un hombre llamado Steve Klein, quien se describe como un militante católico activista residente en Riverside, California, y que ha sido asesor del film La inocencia de los musulmanes.

"No solamente no es de origen israelí, sino que tampoco creo que sea judío -dijo Klein al periódico sobre Bacile-. En realidad no sé mucho de él, habré hablado con él acerca de una hora pero no creo que sea israelí y estoy seguro que Sam Bacile tampoco es su nombre verdadero. Todos estos tipos de Medio Oriente con los cuales trabajo usan pseudónimos".

Hasta las declaraciones de Klein, nadie en el mundo había puesto en duda las versiones de que Bacile era un judío-israelí-estadounidense residente en California, de 56 años, que había hecho el film en el que recreaba la vida de un Mahoma violento y adicto al sexo, film financiado por un centenar de contribuyentes judíos y que empleó 5 millones de dólares.

Otro dato que no pasó inadvertido sobre el hombre de quien se dice está escondido por temor a las represalias de los fanáticos del mundo musulmán, y que aclarara que "la película no era religiosa sino política", es que el video fue promocionado por Terry Jones, nada menos que el pastor de una iglesia de Florida en la que fue quemado un Corán.

De hecho la decisión de Jones de transmitir las imágenes de la quema del libro sagrado a todo el mundo el año pasado desencadenó una indignación tremenda entre los musulmanes, quienes salieron a las calles a protestar y protagonizaron varios ataques violentos, de los que en Afganistán murieron civiles y varios funcionarios de las Naciones Unidas.

Fuentes: The Atlantic / The Wall Street Journal

Traducción para MDZ @atahualpaacosta en Twitter / Alta Guapa en Facebook

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
22 de Octubre de 2014|23:14
1
ERROR
22 de Octubre de 2014|23:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"