Deportes

Un arco de fútbol y la leyenda eterna de la “Araña Negra”

Lev Yashin es considerado el mejor arquero de la historia del fútbol. Fue el único en su puesto en ganar el “Balón de Oro”. El mito sostiene que atajó más de 150 penales. Una leyenda bajo tres palos.

Para los que no peinamos canas es difícil pensar en una época donde los arqueros vivían bajo los palos, esperando la situación para jugarse a muerte o verdad en una volada salvadora o un esfuerzo estéril. Ese tiempo, para los que saben de historia, terminó cuando un joven soviético cambió para siempre el rol del puesto más ingrato del deporte de la redonda.

De origen humilde y obrero, Lev Yashin nació en Moscú el 22 de octubre de 1929. Teniendo 12 años trabajaba con sus padres en una fábrica de herramientas donde comenzó a atajar en el equipo de hockey sobre hielo. Siendo un adolescente le ofrecieron reemplazar al arquero del equipo de fútbol, sin tener idea de que ese chico iba a convertirse en la leyenda más grande del arco.

Yashin tenía un físico imponente con brazos largos y una estatura que casi alcanzaba el metro noventa. Dando que hablar en el equipo de la fábrica, fichó para el Dínamo Moscú en 1949, de ahí en más no abandonaría ese club durante 22 años hasta el día de su retiro en 1971.

Pese a que el fútbol en esos años era tan distinto y el promedio de gol era mucho más elevado, el solo hecho de repasar la estadística de su paso por el fútbol ruso, cuantifica su grandeza. Atajo 326 partidos en la Liga Soviética (récord que aún ostenta) y en 270 de esos encuentros se fue con su valla invicta. Con el Dínamo conquistó cuatro ligas soviéticas y 2 copas de la URSS.

Sin embargo, la altura de mito mundial la alcanzó con la otra camiseta que se puso en su carrera, la del seleccionado soviético. Defendió la casaca roja 75 veces entre 1954 y 1970. Coincidentemente con su carrera el combinado rojo vivió su época de gloria. Con la “Pantera Negra” en el arco (como ya se lo conocía) la URSS ganó la medalla de oro en Melbourne 1956, la Eurocopa de 1960 en Francia, llegó a cuartos de final en los mundiales de 1958 y 1962 y consiguió el cuarto puesto en Inglaterra 1966. Personalmente fue elegido el mejor arquero de los mundiales 58, 62 y 66; en las Eurocopas 60 y 64 y en los Juegos Olímpicos de 56; 60 y 64.

Su vestimenta siempre negra y la sensación de que tenía ocho brazos le hizo ganar el apodo de “Araña Negra” y su leyenda dice que atajó más de 150 penales en su carrera. Eran tan decisivas las actuaciones de Yashin, que le arrebató el Balón de Oro en 1963 a hombres de la talla de Alfredo Di Stéfano, Kopa, Gento, Puskas o Eusebio, que además corrían con la ventaja de ser goleadores y de tener la tarea siempre magnética de gritar los goles y no de evitarlos.

Su capacidad, más allá de su plástica agilidad para saltar y sus brazos largos casi eternos, residió en el hecho de entender que la batalla para el arquero no sería justa encerrado en ese pequeño sector bajo los palos. Conquistó el área grande, gritó hasta más no poder para ordenar a sus defensores, supo jugar con los pies, fue el primero en utilizar guantes y en cortar centros con estiradas dignas de un atleta de otro deporte. Fundó el estilo moderno de arquero. Fue reconocido en cada lugar donde estuvo como un caballero impoluto.

La estatua que lo recuerda en Moscú.

En su país fue reconocido con la Orden de Lenin en 1968 y considerado como el mejor deportista ruso del siglo XX. Figura como el arquero del equipo ideal de la historia de los mundiales de fútbol y su partido despedida en 1971 fue ante 100.000 personas con la presencia de Pelé, Eusebio y Beckenbauer, entre otras figuras del fútbol que siempre lo reconocieron.

Falleció el 21 de marzo de 1990 sin ver derrumbada a la Unión Soviética que se desintegraría un año después. Sin embargo, todas las naciones que se desprendieron del gigante comunista lo tendrán siempre como símbolo de unión deportiva, humildad y un espíritu puro del Fair Play.

Cada 4 años lo recordaremos en los mundiales cuando se le entregue al mejor portero del torneo, el premio Lev Yashin al mejor arquero de la Copa de Mundo.

Su partido despedida en 1971:

Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 19:55
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 19:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'