Las "fiestas de divorcio", cada vez más de moda en Estados Unidos

Las rupturas son muy dolorosas, según afirma el saber popular. Y el divorcio es aún más difícil. Pero en Estados Unidos hay cada vez más personas que celebran su separación, y de esa forma elaboran su divorcio.

En el club "Christophers's", en Fort Lauderdale (estado de Florida), el fin de semana pasado celebraron y bailaron relajados hasta la madrugada 400 "recién separados". Para festejar bebieron un cóctel llamado "Marriage on the Rocks" (matrimonio con hielo) y de forma simbólica arrojaron algún que otro anillo de boda de imitación al inodoro -los auténticos eran demasiado valiosos como para tirarlos-.

"Es importante volver a salir y celebrar tras el proceso habitualmente duro del divorcio. Es una liberación emocional", afirma la organizadora de la "mayor fiesta de divorcio de América", Christina Rowe.

Su marido la dejó después de 13 años de matrimonio. Rowe cree que en tiempos de relaciones inestables la gente enfrenta con más autoestima las rupturas. "Una separación es el comienzo de una nueva etapa vital que hay que celebrar tanto como los cumpleaños o las bodas", señala.

Hay muchas pruebas de que los divorcios se festejan en Estados Unidos cada vez más: En Internet hay todo tipo de utensilios que se burlan de las separaciones, hay confiterías que ofrecen pasteles de divorcio y una funeraria de Nueva Orleans alquila vehículos fúnebres para quienes quieran celebrar con sus amigos de forma simbólica "la muerte del matrimonio".

Entre las ofertas más exitosas se encuentran las de la empresaria Angie Schmidt. Después de que su marido la abandonara en 2006 por una amante de nombre Katie, sus amigas le regalaron una camiseta que decía: "Pregúntale a Katie dónde está mi marido". Por primera vez desde el divorcio se rió, según relata, y por eso esta licenciada en administración de empresas y marketing decidió vender regalos divertidos de divorcio.

Hoy los productos que ofrece van desde ataúdes para el anillo de matrimonio a muñecos de vudú que imitan a los ex. Su página de Internet ajusta cuentas con la amante de su ex y se titula "smashingkatie.com" (algo así como ¡machaquen a Katie!).

La nueva tendencia tiene un trasfondo social serio, explica el sociólogo David Popenoe. "Los divorcios se han vuelto tan normales en Estados Unidos que se aceptan como una parte obvia de la vida", explica.

En los años 60 la tasa de separaciones se disparó y llevó a Estados Unidos a ser el país número uno en divorcios en el mundo. Desde mediados de los 80 la tasa va en disminución, pero la probabilidad de que un matrimonio fracase llega casi al 50 por ciento.

La moda del negocio con la ruptura también tiene sus críticos. "Todo divorcio es motivo de enojo para Dios. Por eso los divorcios deberían traer lágrimas, no risas y chistes", señaló en su blog el popular evangelista cristiano Barabbas.

"Los divorcios son dolorosos, sobre todo cuando hay niños implicados", asegura también Popenoe. "La sociedad debería trabajar para bajar la tasa de separaciones en vez de celebrar los divorcios", añadió. Pero a nivel estadístico, las fiestas de divorcio no hacen más de probar el cambio de valores en un Estados Unidos aún muy religioso.
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 21:21
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 21:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México