Deportes

Boca: Cellay o Albin es la única duda de Falcioni

El entrenador de Boca decidirá mañana -en la primera práctica formal de fútbol de la semana- entre Emiliano Albín y Cristian Cellay quién será el reemplazante de Clemente Rodríguez, convocado para la Selección nacional por las Eliminatorias Sudamericanas.

Albín, ex defensor de Peñarol, última incorporación de Boca en la temporada, iba a ser de la partida el domingo pasado ante Atlético Rafaela, pero un traumatismo en su pierna derecha lo hizo abandonar la concentración el día anterior, y su lugar lo ocupó Clemente Rodríguez.

Cellay, quien volvió en este torneo de Estudiantes, donde estaba a préstamo y cuya posición natural es de marcador central, jugó en la punta derecha por una lesión de Franco Sosa en el partido ante All Boys.

Ambos defensores pelean el único lugar en el que el entrenador de Boca tiene dudas para alinear al equipo que el ´xeneize´ presentará ante Argentinos Juniors el próximo domingo, desde las 16.10 por la sexta fecha del torneo Inicial, en el estadio Diego Armando Maradona.

El posible once del puntero del torneo sería: Oscar Ustari; Emiliano Albin o Cristian Cellay, Rolando Schiavi, Guillermo Burdisso y Juan Sánchez Miño; Pablo Ledesma, Leandro Somoza y Walter Erviti; Cristian Chávez; Lucas Viatri y Santiago Silva.

Boca se entrenó hoy desde las 10.00 en el predio de Casa Amarilla donde Falcioni dispuso primero de ejercicios en un arenero bajo las ordenes del preparador físico Gustavo Otero, y luego un trabajo de fútbol de presión y precisión entre grupos de cuatro jugadores.

Con casaca naranja, se alinearon Walter Erviti, Juan Sánchez Miño, Guillermo Burdisso y Cristian Chávez, y con pecheras celestes, Lucas Viatri, Santiago Silva, Nicolás Blandi y Orlando Gaona Lugo.

Con remera blanca, Cristian Cellay, Diego Rivero, Cristian Erbes y Leandro Magallán, y con pechera azul Fernando Evangelista, Matías Caruzzo, Nicolás Colazzo y Leandro Paredes; y con pechera azul y amarilla, Leandro Somoza, Pablo Ledesma, Emiliano Albin y Rolando Schiavi.

Mientras se realizaba este ejercicio, el técnico arengaba permanentemente a sus jugadores para que presionaran con velocidad y cuando jugaban a un toque la pelota, les gritaba: "Juego, necesito juego".

Más allá de la victoria 2-1 ante Atlético de Rafaela el domingo pasado, al término del partido Falcioni declaró que Boca no había jugado bien, pero destacó su efectividad.

En tanto, Lautaro Acosta, quien se recupera de una distensión en el isquiotibial derecho, hizo trotes alrededor de una de las canchas auxiliares junto al kinesiólogo Leonardo Betchakian.

Mientras que Agustín Orión, quien se lesionó en la final de la Copa Libertadores ante Corinthians en Brasil, realizó los ejercicios con el grupo de arqueros pero todavía no está para realizar fútbol en cancha, y es muy posible que pueda hacerlo la próxima semana.

Al término de la práctica de hoy, Santiago Silva declaró en Radio La Red que está conforme con este momento de Boca: “Estamos otra vez arriba, contentos. El fin de semana no se jugó bien pero tuvimos las chances de gol y se ganó. Para mejorar tenemos tiempo".

El delantero uruguayo luego habló del nivel de su equipo: “Acá se vive todo al margen. El fútbol es resultado, pero hoy está todo a la vista. Decían que Boca jugaba feo y salió campeón", al recordar los últimos campeonatos logrados, el torneo Apertura 2011 y la Copa Argentina.

“No se está jugando bien, soy claro. El último partido fue una muestra de eso. Habíamos mejorado algo y con Rafaela no lo volvimos a demostrar, pero se ganó y ahora tenemos las semanas completas para trabajar y mejorar”, admitió Silva.

El delantero uruguayo señaló que "a la gente le puede gustar la manera de jugar o el técnico, pero es Boca y están las miradas de todos, hay que tener cintura para llevarlo".

Consciente de lo que representa el club, el jugador contó: "Boca es mística, meter y jugar también, pero nadie discute sobre gustos. Si bien estamos en los ojos de todos y en la institución más grande del país, hay que saber aprovechar las críticas".

Sobre la repercusión en los medios, Silva aseguró: “Cuando se pierde todo es una catástrofe, hay que verlo. Cuando se gana está todo bien, pero cuando no se puede hacerlo, aparecen cosas de afuera para poner mal al grupo. Pero estamos muy bien, pensando, no somos tontos, sabemos que no jugamos bien y ya nos pusimos de nuevo a trabajar fuerte”.

En el cierre, el delantero destacó: “Siempre dejo la vida, intento hacer lo mejor posible y estoy feliz de la vida. Te pueden gustar o no las críticas, pero yo dentro de la cancha doy todo, nadie me lo puede negar y me voy con la frente alta. Estoy sereno y algunas cosas me tienen sin cuidado”.

El plantel boquense volverá a los entrenamientos mañana en Casa Amarilla, desde las 10.00, y ya está preparada la cancha principal para la práctica de fútbol -con medidas acortadas para que se aproxime a la de Argentinos Juniors- donde Julio Falcioni probará al equipo que defenderá la punta del torneo el próximo fin de semana.
Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 13:18
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 13:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes