Un detenido por el crimen de una joven en Ugarteche

Se trata de un joven que, días antes del homicidio de Mabel Copa, había mantenido una discusión con ella y con su hermana porque estaba disconforme por un celular que le habían vendido. Está alojado en una celda de Contraventores. Habría mentido sobre dónde estuvo a la hora en que se produjo el asesinato.

Un hombre de entre 20 y 30 años -de quien no trascendió ni el nombre ni la edad exacta- quedó detenido e imputado por el homicidio de Mabel Copa (27), ocurrido el jueves pasado en un locutorio de la localidad lujanina de Ugarteche. Hasta el momento, según los investigadores, es el único sospechoso que aparece en el expediente, y habría algunos indicios para creer que fue él quien atacó a golpes a la chica hasta matarla.

De acuerdo con las declaraciones de los primeros testigos, se pudo establecer que varios de ellos vieron salir del locutorio -ubicado en las inmediaciones del cruce entre las rutas provinciales 15 y 16- a un joven que, unos días antes, había mantenido fuertes discusiones con Mabel y con su hermana. Al parecer, había quedado disconforme con un teléfono celular que había comprado a las chicas y no dudó en expresar su enojo de manera violenta.

“Por lo que escuchamos, no fue sólo una discusión, sino que el muchacho habría sido muy agresivo. Y las características físicas del hombre que vieron  los testigos coinciden con las de él”, aseguró uno de los efectivos.

Con estos datos, el fiscal Luis Correa Llano ordenó un allanamiento y el pedido de captura correspondiente. Al existir tan pocas pistas sobre el crimen que estremeció a Ugarteche, se decidió ir a fondo con la primera hipótesis que surgió.

El joven quedó detenido y, en una primera declaración, hizo un relato minucioso sobre dónde había estado y qué había hecho en el momento en que se supone mataron a Mabel. Intentó desligarse del hecho con una coartada que, horas más tarde, le jugó en contra: los detectives que trabajan en la causa intentaron confirmar toda la información suministrada por el sospechoso y descubrieron que su historia carecía de veracidad. Hasta donde pudieron averiguar, no estuvo ni en el lugar ni con las personas con las que dijo haberse reunido. Por eso, y salvo que aparezca alguna nueva prueba que pueda desligarlo del crimen, continuará preso en una celda de Contraventores.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 20:48
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 20:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes