Rebasa, rebosa y reboza: cuestión de letras

A veces nos sucede que dudamos entre usar un término u otro por el parecido entre sus vocales o consonantes. La lingüista Nené Ramallo explica varios casos de palabras que se prestan a confusión.

Esa semejanza atañe a sus grafemas y, en la oralidad, a sus sonidos, pero no involucra al significado que es totalmente diferente. Así nos pasa con los vocablos ‘rebasar’, ‘rebosar’ y ‘rebozar’.

Cuando algo pasa o excede cierto límite, se utiliza el verbo ‘rebasar’: Lo que hicieron en esa oportunidad rebasó todo lo calculado. Es bastante usual colocar, junto a este verbo, una expresión que indica cantidad: Las deudas que dejó rebasaron en más de un millón de pesos lo previsto. Otras veces, ‘rebasar’ significa “dejar atrás o adelante”: La mujer rebasó al camión con acoplado y chocó frontalmente. Es impropio su uso seguido de un complemento con la preposición DE, error que proviene de la confusión con ‘pasar’: *Los habitantes del pueblo ya rebasan de diez mil. Lo correcto, en este último caso, sería Los habitantes del pueblo ya pasan de diez mil o, también, Los habitantes del pueblo ya superan los diez mil.

En cambio, la palabra ‘rebosar’ se aplica, generalmente, a los líquidos y significa “derramarse por encima del recipiente que los contiene”: Con la terrible lluvia de ayer, el agua del tanque rebasó el borde y cayó sobre el techo. Pero también puede aplicarse a un recipiente que queda desbordado; en este caso, aparece un complemente que comienza con DE: La papelera rebosa de expedientes acumulados. Cuando se usa para hablar de un lugar, significa “estar exageradamente lleno”: El teatro rebosaba de jóvenes seguidores de ese conjunto musical. Lo interesante es que, en sentido figurado, se puede usar este verbo para indicar que se está invadido por un sentimiento o estado de ánimo con manifiesta intensidad: Ante la noticia, la mujer rebosaba de júbilo. En este sentido, se encuentra el adjetivo ‘rebosante’, de la misma familia de palabras, que indica abundancia y plenitud: El funcionario estaba rebosante de satisfacción por los logros alcanzados.

Las mujeres buscamos en la góndola del supermercado el producto que usaremos para preparar diversos alimentos: estamos hablando del ‘rebozador’, término que deriva de ‘rebozar’ que, por ser seseantes, pronunciamos igual que ‘rebosar’. Sin embargo, su significado es totalmente diferente: “cubrir un alimento con harina, huevo, pan, etc., especialmente para freírlo”: He terminado de rebozar las milanesas.

Fuentes consultadas: Academia Argentina de Letras (2011). Diccionario argentino de dudas idiomáticas. Buenos Aires: Santillana.Real Academia Española. Diccionario de la lengua española. Versión disponible on line.

* Nené Ramallo es la directora del Departamento de Letras, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo; es lingüista, especialista en dialectología.

Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|16:57
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|16:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes