Deportes

Ganó David Nalbandian y Argentina es semifinalista

En un extenso y muy disputado partido, el cordobés se impuso al sueco Robin Soderling por 6-4, 1-6, 4-6, 6-4 y 9-7 y le dio la clasificación al equipo nacional, que se medirá con Rusia en septiembre, en Buenos Aires.

David Nalbandian, con más garra que tenis, consiguió hoy un histórico triunfo ante el sueco Robin Soderling por 6-4, 1-6, 4-6, 6-4 y 9-7, para asegurarle a la Argentina un lugar en las semifinales del Grupo Mundial de la Copa Davis, en un partido que se jugó en el Parque Roca.

De esta manera, el cordobés puso a Argentina arriba por 3-1, y jugará ante Rusia por las semifinales, que derrotó a la República Checa por 3-2. 

Nalbandian consiguió hoy un triunfo tan sufrido como heroico ante un rival que en la previa era inferior pero que jugó en un nivel superlativo y que llevó al cordobés a tener que trajinar durante cuatro horas y nueve minutos para quedarse con la victoria.

Con este triunfo, Argentina obtuvo el pase a las semifinales por quinta vez en los últimos siete años ya que también alcanzó esa instancia en 2002, 2003, 2005 y 2006.

Precisamente en 2006 fue el único año en que la Argentina pudo llegar a la final, que la perdió ajustadamente ante Rusia, como visitante, por 3 a 2.

Desde que se sorteó el calendario de la Copa Davis 2008 Argentina quedó como uno de los grandes candidatos al título porque si en la mayoría de las series se daba la lógica, los dirigidos por Alberto Mancini podrían llegar a jugar todos sus partidos como local.

Argentina venció en febrero pasado a Gran Bretaña y llegó al encuentro ante los suecos con una racha de 11 series ganadas consecutivamente como local, nueve de ellas por 5-0, y un aura de casi invencible sobre polvo de ladrillo.

Pero el viernes pasado Soderling sorprendió a José Acasuso y tras el triunfo de ayer del dobles, la definición de la serie quedó para hoy, día en que los dos mejores tenistas iban a estar frente a frente.

Nalbandian, que hoy alcanzó los 25 triunfos en la Copa Davis -en la historia se ubica detrás de Guillermo Vilas (57) y José Luis Clero (31), salió a la cancha a llevarse por delante al tenista sueco y ya en el primer game consiguió un rápido quiebre.

Sin embargo, el sueco le mostró en el cuarto juego que no le iba a hacer las cosas fáciles, le devolvió el quiebre y le empezó a jugar de igual, con mucha desfachatez para tiras winners, especialmente con su golpe de derecha.

Un oportuno quiebre en el décimo juego le dio el primer set a Nalbandian, a quien le duró poco la alegría ya que Soderling fue un vendaval de tiros en el segundo parcial y con dos quiebres, en el cuarto y sexto juego, se quedó con el set por 6-1 para sorpresa de las 12.500 personas presentes en el estadio Mary Terán de Weiss.

En el tercer set, Nalbandian cambió la estrategia y pasó de jugar pelotas altas y anguladas a utilizar muchísimo el slice de revés para evitar los golpes planos del sueco que hacían volar la pelota, especialmente con el viento a favor.

La táctica le dio resultado a medias: Nalbandian quebró en el cuarto juego y se adelantó 3-1 pero cuando Soderling se acomodó al nuevo juego, le rompió el servicio en el quinto y séptimo game para luego llevarse el parcial por 6-4.

El intenso frío reinante en el Parque Roca parecía más cruel aún con el resultado adverso del partido y un Nalbandian que mostraba tantos signos de fastidio como de cansancio, al tiempo que Soderling ya había dejado de ser hace rato un inexperto sobre polvo de ladrillo.

El sueco reafirmó su gran momento en el inicio del cuarto set al quebrarle el saque al argentino y parecía encaminarse hacia la victoria hasta que llegó el cuarto juego.

Con el saque de Soderling en disputa, una pelea por un asiento en las plateas paró el partido por espacio de cinco minutos y en la reanudación, Nalbandian le quebró el saque y volvió a emparejar el tanteador.

A esa altura del encuentro, Nalbandian, alentado ruidosamente por el público -que se desubicó en muchas oportunidades- luchaba más de lo que jugaba y no conseguía mantener una regularidad en el juego, algo que también le empezaba a pasar al tenista sueco.

De hecho, en el final del cuarto se producen tres quiebres consecutivos de saque, algo poco habitual en el tenis masculino: el argentino quebró en el octavo juego para ponerse 5-3, Soderling descontó en el siguiente y otra vez el local le rompió el servicio para llevar la definición al quinto set.

De las tribunas bajaba un estruendo griterío, con remeras y buzos revoleados por arriba de la cabeza pero Soderling parecía inmune a tanta adversidad y le volvía a quebrar el saque al argentino en el tercer juego, aunque éste recuperar el quiebre un game más tarde.

A partir de ese momento, cada uno fue manteniendo su saque, con más garra que juego y una enorme dosis de coraje hasta que llegó el décimo game en el que Nalbandian contó con tres match points pero los fue desperdiciando de a uno.

Y entonces el partido volvió a emparejarse, con otro game clave, el decimotercero, en el que Soderling -lucía mejor fisicamente- dejó escapar una posibilidad de quiebre, que hubiese sido muy difícil de remontar para el argentino.

En el 7-7, el tenista sueco pidió atención por una ampollas en su pie izquierdo, lo que le sumaba más dramatismo al partido, al tiempo que Nalbandian arengaba con los brazos a la gente para que no deje de alentar y gritar.

El argentino conservó su saque, se adelantó 8-7 y luego de desperdiciar otro match point, llegó la derecha larga de Soderling y el grito de desahogo y el llanto de alegría por una victoria inmensa, que le otorga a la Argentina otra vez el paso a las semifinales y mantiene intacto el sueño de ganar por primera vez en la historia la Copa Davis.

Argentina volverá a ser local del 19 al 21 de septiembre, esta vez ante el poderoso equipo ruso, que hoy dejó en el camino a República Checa, y que fue verdugo de los dirigidos por Alberto Mancini en la final de la Copa Davis del 2006, aunque aquella vez sobre una cancha rápida.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (2)
4 de Diciembre de 2016|09:31
3
ERROR
4 de Diciembre de 2016|09:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Cordobés, cordobés, vamos cordobés!!!.... que buen partido, un poco largo nomás. El público argentino tiene una mención especial, muy bien. Muy emotivo final, y sobre todo cuando se emocionó David, eso habla de su nobleza y lo engrandece aún más. Vamos por más!!!!!!!!....
    2
  2. david se re portooo!! es un geniooo total!!!!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016