Deportes

Colón derrotó a Racing y lo dejó afuera de la Sudamericana

A domicilio, el Sabalero venció 2 a 1 a la Academia y accedió a la siguiente ronda de la Copa. Javier Cámpora había puesto en ventaja a los dueños de casa, pero Emanuel Gigliotti e Iván Moreno y Fabianesi dieron vuelta las acciones.

Empezó mal, pero se repuso a tiempo e hizo valer su 3-1 en Santa Fe y su condición de líder en el Torneo Inicial. Colón derrotó esta noche en Avellaneda a Racing por 2-1 y se metió holgadamente en los octavos de final de la Copa Sudamericana.

El partido empezó movidito en el Cilindro. Porque ya a los dos minutos, Adrián Centurión escapó por la izquierda, desparramó a cuatro hombres sabaleros para meterse al área y remató para quemarle las manos a Diego Pozo. Y en el rebote, Javier Cámpora no perdonó.

La obligación de La Academia encontró motivación rápido y los dirigidos por Luis Zubeldía no sacaron el pie del acelerador. Centurión, Gabriel Hauche y Cámpora se mostraban atentos y dispuestos a ir por más. Así, este último casi grita su segunda conquista, pero Sergio Pezzota anuló bien el tanto por un offside.

Después, Luis Fariña ejecutó un tiro libre desde la izquierda que casi se le mete a Pozo por su mala salida, aunque promediando la etapa el anfitrión bajó un poco su intensidad y el trámite se emparejó y creció en fricciones en el medio.

Sebastián Prediger mejoró su incidencia, pero los circuitos santafesinos se cortaban antes de generar peligro. Emanuel Gigliotti casi convierte de cabeza en contra de su arco, y la visita recién amenazó cerca del descanso, cuando Lucas Mugni probó desde afuera y obligó al esfuerzo a Jorge De Olivera.

Sin embargo, si hubo un momento favorable a los de Roberto Sensini fue el segundo tiempo. Porque allí se adelantó, Maximiliano Caire pasó al ataque sin oposición y se asoció con Lucas Mugni para complicarle la vida al local, que no logró volver a capturar la pelota ni ser protagonista. Por el contrario, con el correr de los minutos hasta dejó crecer a Iván Moreno y Fabianesi y el combo resultó letal. 

Mugni hizo que un tiro libre desde la derecha besara el ángulo opuesto de De Olivera, y a los 20 no sorprendió que Moreno habilitata a Gigliotti para que éste, mano a mano con el arquero por la derecha, definiera bajo para la igualdad. Luego, De Olivera le ganó otro duelo a Moreno, pero lo cierto era que el local no reaccionaba.

Hasta que, a los 28, llegó la estocada final de los santafesinos. Moreno remató desde afuera del área, la pelota se desvió y se coló en el ángulo. Partido liquidado, y más aún cuando a los 41 el ingresado Luciano Vietto se ganó la roja.

Así, quedó claro que la solidez de Colón es cosa seria. Racing estuvo muy lejos de mantener en el tiempo ese prometedor dominio inicial y sucumbió ante un equipo con oficio, que confió siempre en sus posibilidades hasta no dejar lugar a dudas. Mientras La Academia quedó preocupado por su irregularidad y la lesión en la rodilla derecha de Centurión, el Sabalero se ilusiona cada vez más con un futuro prometedor.

En Imágenes