Deportes

Immelman sigue siendo el líder en el Master de Augusta

El golfista sudafricano es el único puntero con 205 golpes en el total, seguido del estadounidense Flesh, con 208 y el inglés Casey con 209. Tiger Woods subió al quinto lugar. Romero y Cabrera siguen en carrera.

El sudafricano Trevor Immelman empleó hoy 69 golpes y, con un total de 205, quedó como único líder del Masters de Augusta de golf con una vuelta por jugar.

Immelman, quien en las cinco participaciones que tuvo en Augusta sólo pudo bajar el par un vez (65 en la tercera vuelta del Masters 2005, en donde terminó quinto), se despachó con su tercera vuelta consecutiva por debajo de los 70 golpes para quedar por tercer día seguido en lo más alto de la tabla de posiciones.

Su más inmediato perseguidor es el estadounidense Brandt Snedeker, quien presentó hoy una tarjeta de 70 impactos, y suma 207 golpes, a dos del líder.

El zurdo estadounidense Steve Flesch, que hizo una tercera ronda de 69 golpes, está tercero con 208 golpes mientras que en el cuarto puesto aparece el inglés Paul Casey, quien totaliza 209 impactos.

Immelman, que en esta temporada ha fallado cuatro cortes en ocho torneos y que sólo una vez ha acabado entre los veinticinco primeros lugares, ha echado por tierra los números previos y mañana irá por su primer Grand Slam y su segundo título en Estados Unidos, tras ganar el Western Open 2007.

El número uno del mundo Tiger Woods, que busca su quinta chaqueta verde y su décimo tercer título de Grand Slam, presentó una tarjeta de 68 golpes, para subir en el tablero al quinto lugar y quedar al acecho de quienes lo preceden.

El estadouniense, que jugó con el argentino Andrés Romero, salió como se presumía, a atacar la cancha, fundamentalmente en el trayecto de vuelta, en donde conectó tres birdies que, sumado al que logró en el hoyo dos, le permitió firmar una tarjeta libre de bogeys y mantener sus chances de alcanzar el título mañana, aunque los seis golpes que le lleva el sudafricano parecen difíciles de descontar.

Por su parte, Romero también salió a jugar de manera agresiva y terminó la ronda en 70 golpes. En la ida logró un birdie y ningún bogey, mientras que en la vuelta hilvanó 3 birdies consecutivos en el Amen Corner (hoyos 11, 12 y 13) y otro más en el hoyo 15 para posicionarse en el trascurso de la ronda entre los cinco primeros lugares.

Lamentablemente, un doble bogey en el par 3 del 16 frenó el ataque argentino.

"Hoy salí a atacar y logré muchos birdies. Me da bronca lo que sucedió en el hoyo 16. Jugué hierro 7 y me equivoqué. Luego traté de sacar approach y putt desde el bunker haciendo un tiro rasante y me quedé adentro otra vez. Tampoco pude bajar el 18, en donde estaba cerca, pero no me puedo quejar. Los dos primeros días jugué con Mickelson y hoy con Tiger, qué más puedo pedir", declaró Romero al concluir su vuelta.

"El Pigu" pagó caro el error del 16 producto de la adrenalina y de buscar siempre la bandera, aun cuando se sabe que los costos pueden ser altos. Pero es su manera de jugar. Por algo llegó hasta aquí y, seguramente, no va a modificar su estrategia.

"Mañana saldré como hoy, a atacar el campo, no tengo nada para perder. Espero que me salgan bien las cosas", expresó Romero, quien iguala la séptima posición del campeonato con varios jugadores, entre ellos el campeón del Abierto Británico el irlandés Padraig Harrington y el estadounidense Phil Mickelson.

Este último llegó a ponerse seis abajo para el campeonato, pero luego llegaron los bogeys y el doble bogey del 16, que lo dejó lejos de la punta.

El otro argentino que estaba en carrera, Ángel Cabrera, no pudo embalarse en la tercera ronda y, con una desteñida tarjeta de 73 golpes, se despidió de la lucha por el título.

Cabrera siguió sin el toque necesario arriba del green y terminó pagando caro sus errores, ubicándose en la posición 28 de la clasificación general.

Por su parte, el español Miguel Ángel Jiménez hizo 72 golpes para quedar igualando la trigésimo quinta colocación con dos jugadores, uno de ellos el inglés Justin Rose, uno de los líderes de la primera ronda.

La lluvia, que interrumpió el juego durante el trascurso de la jornada, alargó la cancha y bajó un poco la velocidad de los greens, pero eso no mermó demasiado el grado de dificultad del campo, puesto que fueron pocos los jugadores que lograron sacar provecho de esa circunstancia.

Mañana cambiará el escenario respecto a hoy y se verá si Immelman es capaz de capturar su primer torneo "mayor", si Tiger Woods puede descontarle la ventaja que le lleva y calzarse una nueva Chaqueta verde y si Romero puede ser "top ten" en su primera presentación.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|10:03
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|10:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic