Deportes

Primer "match point" del duelo Real Madrid-Barcelona

El Merengue y el Culé definirán mañana el primer título de la temporada, la Supercopa de España, una cita a la que el equipo azulgrana llega con una escasa ventaja y en la que el conjunto blanco quiere cerrar su "minicrisis".

El conjunto azulgrana llega al estadio Santiago Bernabéu en la vuelta por la Supercopa de España con la renta de 3-2 lograda en la ida, donde los blancos sufrieron mucho y casi agradecieron esa derrota mínima. La vuelta propone grandes emociones y divergentes formas de afrontar el nuevo clásico.

Mientras el Real Madrid necesita el título para tranquilizar a su hinchada tras un mal arranque de temporada, el Barcelona anhela el trofeo para reforzar la confianza en el nuevo proyecto encabezado por Tito Vilanova.

Aunque José Mourinho, técnico blanco, afirmó la pasada semana que se trata del cuarto título en importancia, la situación ha variado notablemente en los últimos días.

Primero, porque el Real Madrid todavía no conoce el triunfo esta campaña. Segundo, porque el Barcelona demostró ser notablemente superior en la ida. Tercero, porque juega ante una hinchada que no desea ver al Barcelona festejar nada en su estadio. Y cuarto, porque el ambiente está enrarecido después de que Mourinho cargara contra sus jugadores tras perder por 2-1 ante el Getafe el domingo.

"Ha sido una derrota inaceptable", dijo entonces el portugués. Y pidió a sus jugadores "que piensen" en ello.

Por ello, cabe esperar para el clásico a un Real Madrid enrabietado y notablemente más enérgico que en el partido del Camp Nou. Le ayudará la probable reincorporación del central portugués Pepe tras perderse los dos últimos partidos por un traumatismo craneoencefálico.

Por lo demás, cabe esperar que Karim Benzema acompañe a Cristiano Ronaldo y que ambos intenten dar lo mejor tras recibir críticas por el rendimiento ofrecido por ambos en el comienzo de temporada.

El Barcelona aterrizará en la capital de España con la idea de repetir el partido de la semana pasada y lleno de moral tras situarse en la Liga española ya con cinco puntos de ventaja sobre el Real Madrid con sólo dos jornadas disputadas.

Vilanova afrontará su primera oportunidad de estrenar su historial de títulos como primer entrenador del Barcelona, algo que sin duda reforzaría la confianza en el nuevo proyecto.

Para ello tendrá que resolver la duda de Carles Puyol, con una fractura de pómulo. El central es un talismán para el Barcelona, pues con él su equipo no pierde en el Bernabéu desde 2008.

Otra duda es la presencia de Cesc Fábregas, criticado por su pobre rendimiento en los últimos partidos. A cambio, Andrés Iniesta está pletórico y Lionel Messi lleva cinco goles en los tres partidos jugados esta temporada.

El estadio Santiago Bernabéu se llenará para presenciar la resolución del primer título de la temporada en España. Un trofeo de alto valor psicológico.
Opiniones (0)
24 de noviembre de 2017 | 02:31
1
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 02:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia