Deportes

Apareció Messi y el Barcelona terminó derrotando al Osasuna

El conjunto catalán perdía en Pamplona, pero en una ráfaga de inspiración, el delantero rosarino marcó dos tantos y le dio el triunfo a su equipo 2 a 1 sobre el Osasuna. Entrá y reviví las anotaciones de la Pulga.

Un doblete de un salvador Lionel Messi le dio hoy al Barcelona la victoria por 2-1 contra el Osasuna y lo consolidó como líder de la Liga española de fútbol.

El delantero argentino apareció en los últimos 15 minutos para conducir a la victoria a un equipo azulgrana que disputó un partido muy pobre y hasta pudo llevarse una derrota por más de un gol ante un rival ordenado y valiente.

Joseba Llorente abrió el marcador para el Osasuna a los 17 minutos y, luego de que el equipo local desperdiciara numerosas ocasiones para ampliar la diferencia, apareció Messi para revertir la historia (76 y 81 minutos) y acumular cuatro tantos en dos jornadas de liga.

El entrenador azulgrana Tito Vilanova y el mediocampista del Osasuna Patxi Puñal fueron expulsados en un partido de mucha fricción y tarjetas exhibidas por el árbitro César Muñiz Fernández.

Pese a los altibajos, el Barcelona cerró una primera semana de la temporada ideal, con tres victorias, y llegará de la mejor manera al partido de vuelta de la final de la Supercopa española contra el Real Madrid del miércoles.

Desde los primeros minutos del partido se vio a un Barcelona incómodo en el Reyno de Navarra.

Apenas se habían jugado 30 segundos, cuando Víctor Valdés le detuvo un mano a mano a Alvaro Cejudo.

El sol en contra complicó a los centrales del Barcelona en el juego aéreo y el césped seco e irregular dinamitó la circulación de pelota del equipo catalán.

El Osasuna adelantó sus líneas, mantuvo una presión constante en el mediocampo y aplicó con inteligencia la trampa del fuera de juego.

Un disparo de Cristian Tello al palo significó la primera amenaza real del Barcelona, a los 15 minutos, pero unos instantes después aparecería la apertura del marcador a favor de los locales.

Roland Lamah controló el balón sobre la izquierda, lanzó un centro pasado y Joseba Llorente se anticipó a la marca de Jordi Alba para anotar con un toque sutil y casi sin ángulo.

El Barcelona trató de reaccionar y agilizó de a poco sus transiciones ofensivas. Así, desperdició el empate en una gran jugada colectiva, finalizada con un buen pase corto de Alexis Sánchez y una definición insólita de Andrés Iniesta por encima de la portería, cuando el guardameta Andrés Fernández se encontraba desparramado en el suelo.

Ya sobre el final de la primera mitad, Fernández le controló un mano a mano a Messi, quien estuvo ciclotímico, y Valdés volvió a salvar al Barcelona al detener un fuerte disparo de Damiá.

En la segunda parte, el Barcelona mantuvo un ritmo desconocido, demasiado relajado y con imprecisiones poco habituales.

Un error de salida entre Puyol y Piqué permitió que Sisi provocara una nueva gran atajada de Valdés y poco después Lamah envió un disparo desde dentro del área apenas desviado.

A falta de respuestas, Vilanova promovió el ingreso de Pedro en reemplazo de Fábregas. Pero el fútbol del Barcelona continuaba desaparecido.

Mientras Nino lanzaba un mano a mano al palo en absoluta soledad, tras un error de salida de Busquets, el propio Vilanova se marchaba expulsado, por quejarse a raíz de una decisión arbitral de César Muñiz Fernández.

Ya con Xavi Hernández y David Villa en el campo, los azulgranas se jugaban sus chances a todo o nada en los últimos 15 minutos de partido.

El empate llegó recién a los 76 minutos y en la jugada menos pensada. Pedro encontró el espacio sobre la derecha del área, lanzó un centro bajo mordido al corazón del área, para que Sánchez asistiera a Messi y el argentino definiera con un toque con la punta del botín zurdo.

El Osasuna estalló de bronca por una posición adelantada de Alexis Sánchez en la construcción de la jugada y el saldo fue la expulsión de Patxi Puñal por un exabrupto contra el árbitro.

A partir del empate, el Osasuna perdió los estribos y fue recién en los últimos diez minutos cuando el Barcelona encontró la comodidad y la victoria.

El segundo gol de Messi llegó a los 81', cuando Jordi Alba lo asistió con un centro bajo sensacional y el argentino definió con un zurdazo abierto firme contra el palo derecho de Fernández.

El Barcelona se llevó una victoria ajustadísima en su visita a Pamplona y demostró que aún le queda un largo trecho para encontrar la mejor versión de la era Vilanova.

Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 02:15
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 02:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia