La momia de la princesa Ukok y su tatuaje intacto

La cultura de pintarse la piel es muy antigua y así lo confirman los restos de una princesa siberiana de hace 2.500 años, a la que se halló con un bello tatuaje en perfecto estado de conservación.

Hace 19 años se descubrieron tres momias en una meseta cerca del macizo de Altai, en la parte rusa de la cordillera. Una de esas momias es la de la princesa Ukok, que lleva un tatuaje que se ha conservado intacto durante 2.500 años.

Pero ahora sus restos viajan a Gorno-Altaisk al oeste de Siberia, y serán trasladados a un sarcófago de cristal para que los visitantes puedan conocer estas momias en el Museo Nacional Republicano de Gorno-Altaisk, según el Siberian Times.

Junto a Ukok, que murió con 25 años, se encontró comida de oveja y carne de caballo, así como seis caballos que servirían para acompañarle en su viaje al más allá.

Se cree que la princesa Ukok y sus dos guerreros eran miembros de la tribu nómada Pazyryk, que existían ya en el siglo V a.C. Fueron descritos por el historiador griego Herodoto.

Por lo que ha llegado hasta nosotros de la cultura Pazyryk, los tatuajes eran una forma de identificarse dentro de esta tribu nómada.

Mirá aquí las notables fotografías.

Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|23:22
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|23:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic