Deportes

En el fútbol, lo que sobra es la violencia

Una vez más, distintos casos de violencia sacudieron al fútbol argentino el último fin de semana, fundamentalmente en partidos de las dos categorías más importantes.

La magnitud de los hechos que se produjeron en estadios de diferentes jurisdicciones tornaron ridículas las últimas decisiones en materia de seguridad, consistentes en impedir que
los hinchas lleven banderas de más de dos metros en el ámbito capitalino.
  
Tiros en Mataderos, pedreas y cruces violentos en Santa Fe y Victoria, fueron los hechos que tuvieron como protagonistas a las multitudes, en tanto que la derrota de Independiente en el clásico con Racing trajo aparejados otros episodios, como amenazas, robos y atentados, relacionados con conflictos internos de los "rojos".
  
Así, las escaramuzas en la estación Avellaneda con motivo del clásico Racing-Independiente, perdieron "rating" ante la magnitud de otros hechos.
  
Colón-Belgrano desató un vendaval de irregularidades y violencia de toda clase, con emboscadas y enfrentamientos de hinchas contra policías a granel.
  
De todo eso se hicieron eco los futbolistas, quienes temían por la seguridad de sus familiares en las tribunas, por lo que las trifulcas se trasladaron al campo de juego, con recriminaciones
entre colegas y enfrentamientos de los jugadores de Belgrano con uniformados.
  
El domingo hubo problemas en Tigre – River, como casi siempre ocurre con la parcialidad "millonaria" en los últimos años, pero con la novedad de que esta vez también se revolucionaron los hinchas del local.
  
El saldo fue de unos pocos detenidos, aproximadamente 40 policías heridos y un patrullero destrozado.
  
El 2 a 0 de Racing sobre Independiente reavivó la interna entre la "barra" del rojo y la conducción del club, ya que así lo denunció el titular de Independiente, Javier Cantero, en cuanto supo de una bomba "molotov" que en la sede de Boyacá provocó destrozos e hirió a un policía.
  
La madrugada del lunes fue negra para Independiente, que también sufrió un robo en el estadio; adicionalmente, el entrenador Cristian Díaz denunció que recibió amenazas telefónicas.
   
En otro lugar donde la violencia no es novedad, Nueva Chicago, pasó de todo, porque la primera presentación como local y con público del equipo de Mataderos derivó en incidentes con la policía, con disparos de arma de fuego incluidos, que hirieron a dos uniformados.
  
Las autoridades deberán determinar si en adelante se jugarán partidos a puertas cerradas o si impulsarán sanciones deportivas, en tanto que deberían idear previsiones más ingeniosas que la de prohibir las banderas como por ejemplo, garantizarse aficionados que no sean portadores de armas de fuego.
Opiniones (1)
22 de septiembre de 2017 | 22:34
2
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 22:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Son sólo gente apasionada.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'