Deportes

Accardi: "Vamos a Londres en busca del oro"

El futbolista mendocino, integrante de Los Murciélagos, habló sobre las expectativas del equipo de cara a su participación en los Juegos Paralímpicos de Londres, que comenzarán el 29 de agosto.

En Twitter: @gonza_ruiz

Fede, con la camiseta de Los Murciélagos.

Cuenta que, cuando era chico, sus amigos le ponían una bolsa a la pelota así él podía jugar. Federico, ciego de nacimiento, afinaba el oído y perseguía la redonda, perseguía sus sueños y perseguía esa pasión de todo pibe argentino: jugar a la pelota con sus amigos.

Lo que sus amigos no sabían –y que hoy los llena de orgullo– era que Federico, años más tarde, viajaría por el mundo gracias al fútbol. Y que defendería los colores celeste y blanco en muchas competencias como integrante de la selección argentina de fútbol para ciegos.

Después de varios días entrenando en el Cenard, Federico Accardi, mendocino, 23 años, un ejemplo de vida, fue confirmado en el plantel de los Murciélagos, que disputará los Juegos Paralímpicos desde el 29 de agosto al 9 de setiembre. El año pasado ganó la medalla de plata en los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara, México. Ahora, va por más.

Fede, te vas a Londres. ¿Qué te dicen tus amigos?
Están contentos. Ya les dije que cuando vuelva me tienen que esperar con una parrillada, mínimo, ja.

¿Con qué objetivo vas a Londres?
Nosotros queremos el oro. Lo otro ya está. La plata la ganaron en Atenas y el bronce en Beijing. Es el único título que le falta al equipo.

¿Cuáles son los candidatos más firmes?
Brasil, China y nosotros. Pero es una caja de pandora. Puede pasar cualquier cosa.

En España jugaron un gran torneo hace un tiempo.
Sí. Fue un muy buen torneo. Perdimos contra Brasil, nada más. Después ganamos todos los otros partidos. Contra Inglaterra 1 a 0, contra Francia 1 a 0. Jugamos bárbaro ese día. Contra China desplegamos todo el fútbol habido y por haber. Fuimos una máquina. Ganamos 3 a 1. A España le ganamos 1 a 0, pero fue pintada de cara. Nos cansamos de errar goles, pero jugamos muy bien.

Nada mejor que un torneo así antes de ir a los Juegos.
Tal cual. Terminaban los partidos y nos daban ganas de llorar porque no podíamos creer que jugáramos tan bien. Nunca nos quejábamos. Nos reprochábamos boludeces. No había que cargar a pedos, nada. Fue un torneo buenísimo.

El plantel de Los Murciélagos, que irá a Londres por la medalla dorada.

Antes, jugaron varios amistosos con Brasil. ¿Qué balance les dejó?
En Brasil, pasó lo que nunca. El primer partido fue empate 1 a 1, el segundo fue 2 a 2, el tercero sin goles y el cuarto 1 a 1. Les hicimos cuatro goles. Es algo genial, porque antes nosotros podíamos jugar veinte partidos y les hacíamos dos goles.

¿Qué aspectos les falta mejorar?
Nos falta ajustar algunas cosas. Por ejemplo, cristalizar en el arco lo que generamos. Seguimos teniendo el karma de los penales. No los podemos meter. Vamos y le pegamos. A veces la clavamos al ángulo y a veces la tiramos al córner. Es un karma que tiene el jugador ciego argentino. Más de lo que practicamos no lo podemos practicar. Hay días que sólo pateamos penales y no le podemos embocar al arco. Y los penales son claves, porque se puede definir una medalla por un penal.

Tal cual. Quizás haya un problema que pase más por lo mental.
Sí, puede ser. He hecho un pacto con el arco. Le he dicho que se tiene que abrir el Londres y después que se cierre para el resto de la vida, no me calienta.

¿Has pensado en lo que puede llegar a ser Londres?
La verdad, hace cuatro años estaba en el freezer. No lo he pensado mucho. Quería llegar y llegué. Ahora, a disfrutar. Creo que hay que apostar al deporte cuando uno quiere. O sea, por más malo que seas, si vos te dedicás a la larga vas a obtener el resultado.

¿Cómo está el grupo?
Está muy bien. En Londres, si no juego un solo partido, no me importa. Yo quiero que ganemos. Y si tengo que colaborar para que ganemos teniendo el agua en el banco, lo voy a hacer. Yo, lo que quiero es colgarme la medalla. Quiero disfruar, quiero saber qué es colgarme una medalla en un Juego Olímpico. Yo me preparé, mis profesores me prepararon para que la rompa, para que sea el mejor. Pero si hay un compañero que es mejor que yo, y bueno, está todo bien. En Londres, ganamos todos o perdemos todo.

¿En un momento así, a quiénes querés agradecer?
A un montón. A los profes Romeo Fiorentini y Carlos Bogado Pereira. Al gimnasio ATP del Bocha Flores y la  buena predisposición de Gustavo y Marcos, los profes.

¿La medalla será tan pesada como la que ganaste en los Panamericanos de Guadalajara?
Ojalá que sea la de oro y pese diez kilos más, ja.

Federico se ríe, una vez más, antes del fin de la charla. Los amigos llegan a su casa. Le quieren dar un abrazo de despedida y buena suerte. El mismo Federico que perseguía la pelota envuelta en una bolsa, dentro de unos días estará con la camiseta de la selección argentina disputando un Juego Paralímpico. Es para festejar, mínimo, con un buen asado.

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|10:41
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|10:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic